miércoles, 16 de febrero de 2011

SciFiWorld (Febrero 2011)


Tengo que admitir que me ruboricé al contemplar la portada de este número de SciFiWorld, en clara referencia a mi artículo (la primera parte) sobre Steven Spielberg. Ver el cartel de "Tiburón" ocupando toda una revista no se ve todos los días y si además tú eres el responsable pues mejor me lo pones. En cualquier modo tengo que reconocer que este número de SciFiWorld viene particularmente cargado de contenidos, tantos, que tengo que admitir que me asombrar comprobar el grosor de este número.
Cómo decía, la revista incluye un artículo mío sobre Spielberg que un poco como le ocurría a Terence Fisher (de quien publiqué un texto en el número anterior) se ha dicho mucho y casi todo. De todos modos, sobre el director de "E.T." creo poder concluir que se ha escrito mucho, es cierto, pero casi siempre en la misma dirección (infancia, efectos especiales...) de modo que he tratado, en la medida de mis posibilidades, ofrecer algo sensiblemente distinto que sin dejar de hablar del Rey Midas de Hollywood, no sea una mera repetición de lo ya escrito y leído en multitud de ocasiones. Sinceramente, os lo recomiendo, el artículo, y la revista en su conjunto con jugosos artículos de ilustres colegas como Tomás Fernández Valentí y Tonio L. Alarcón.

8 comentarios:

Miguel dijo...

¡Enhorabuena! No se consigue estar en la portada todos los días.
Saludos.

Ramón Monedero dijo...

El primero en sorprenderse he sido yo, te lo aseguro.
Un abrazo.

Antonio Rentero dijo...

ENHORABUENA!!!!!

Ahora sí que no puedo demorar más esas visita a tu casa para ver a la pequeña y para deleitarme con esa revista.

Un abrazo de oso cavernario.

Ramón Monedero dijo...

Te esperaremos con los brazos abiertos.

Tomás Serrano dijo...

Bueno, eso tiene que ser fantástico. Ya veo que estás en forma.
La de Fisher, como te imaginarás, no, pero ésta de Spielberg sí que la voy a buscar.

Ramón Monedero dijo...

Espero que te guste Tomás, pues te tengo por un ilustre crítico.
Un abrazo.

Athena dijo...

¡Me alegro mucho, querido Ramón!

Ramón Monedero dijo...

Muchas gracias queridísima Athena.