sábado, 31 de julio de 2010

"Shutter Island". Martin Scorsese. 2010


Tengo que admitir que me ha costado y en cierto modo, me sigue costando mucho comprender la extraña fascinación que al parecer siente Martin Scorsese por Leonardo Di Caprio. Puedo entender que un joven y prometedor actor como Di Caprio se fascine ante Scorsese pero lo contrario lo llevo un poco peor. Cuentan las malas lenguas que andaba Socorsese buscando a un actor que interpretara el papel de Amsterdam para "Gans of New York" y que en mitad de una conversación con Robert De Niro, éste le dijo, "llama a Leonardo Di Caprio, puede que tenga cara de tonto pero hará lo que le digas sin rechistar"....
Hasta hace unos días, de todas las colaboraciones entre Scorsese y Di Caprio yo me quedaba con "Infiltrados". No es el film que debería haber encumbrado a Scorsese a ganar un Oscar pero desde luego, era de lo mejor que había filmado el director ítaloamericano desde los tiempos de "Uno de los nuestros". Pero después de haber visto "Shutter Island" altero mi predilección y sin ningún genero de dudas me quedo con la última película hasta la fecha de Martin Scorsese. Entre otras cosas porque "Shutter Island" supone un desconcertante paso hacia adelante con una propuestas que sin perder de vista las raíces de la obra más scorsesiana consigue ofrecer algo diametralmente nuevo. "Shutter Island" es una apasionante mezcolanza de film noir salpicado con elementos del cine de terror envueltos en una endiablada trama repleta de giros y trampas que no dejarán absolutamente a nadie indiferente. Y esto, ya es muy bueno.
Las primeras imágenes de "Shutter Island" nos muestran a dos agentes federales que navegan hacia una extraña y apartada isla en la que un manicomio sirve de prisión para enfermos mentales que han cometido los peores crímenes. Scorsese filma a los agentes sobre el barco con una premeditada falsedad de decorados, es decir, el barco apenas se mueve, el fondo canta a la lega que es una transparencia. Pero esto lo hace el director de "Taxi Driver" porque su intención es precisamente esa, la de introducirnos en un universo barroco, falso, manipulable. Lo que Scorsese pretende con sus decorados, con la cinematográfica lluvia, sus rayos y sus truenos y su propia trama, es tejer una cinematográfica tela de araña capaz de atraparnos desde el primer minuto, sin soltarnos, sin darnos opción a respirar. Tal vez por esto muchos han tachado "Shutter Island" de ser un film demasiado comercial y previsible (lo cual no entiendo porque a la película se le puede tachar de cualquier cosa menos de previsible), pero lo cierto es que a mi modo de ver, "Shutter Island" es un juego de astucias filmado con verdadera maestría muy recomendable, sobre todo, para los muy cinéfilos. Para aquellos que no sólo disfrutan con una historia bien contado, sino para los que también valoran las interpretaciones (Di Caprio está mejor que nunca), los decorados, los efectos, la música, los giros y en suma, el cine en su conjunto.

18 comentarios:

Tomás Serrano dijo...

Bueno, Mr. Guadiana, ya has vuelto otra vez. Y es una alegría que das, hombre.
No he leído tu comentario entero, por si cuentas algo que me chafe la película (que pienso ver inmediatamente), pero diré que en mi opinión este DiCaprio es un gran actor. O así lo considero. Como Matt Damon. Para mí, al menos últimamente, son una garantía. Al contrario que DeNiro o Pacino o esas medio viejas estrellas. Ya te diré qué me parece esta de Scorsese, pero desde "Uno de los nuestros" hizo su obra cumbre "Casino" y se acabó.

Ramón Monedero dijo...

Según creo recordar no digo nada que desgracie la película, tranquilo.
Segundo, quizá yo sea de los pocos que reivindican "Casino" como un peliculón que no tiene nada que envidiar a "Casino". Era por aproximar, a mi hasta me gustó mucho "Kundum".
En canto a Di Caprio, te tengo que dar la razón... Aunque me ha costado. Veo cosas como "Romeo + Julieta" o "Titanic" y me escandalizo. Pero tienes razón, Di Caprio es un actorazo, como Damon.
En cuando a De Niro y Pacino, bueno..., están de vuelta, les importa todo más bien un bledo, sólo curran para ganar más pasta y poco más. Sobre todo De Niro.
En cuanto a lo de Mr. Guadiana. Si no pasa nada, volveré a ser más frecuente en una o dos semanas.
Un abrazo.

Ramón Monedero dijo...

"Casino" no tiene nada que envidiarle a "Uno de los nuestros", quería decir.....

Tomás Serrano dijo...

Pero fíjate, en su faceta de director, Robert DeNiro me gusta mucho, y "El buen pastor", precisamente con Damon, es muy recomendable. De lo poco que calificaría así últimamente...

Ramón Monedero dijo...

Eso que dices certifica, a mi modo de ver, que a De Niro hace tiempo que le dejó de interesar la interpretación y que ahora, prefiere la dirección. POr mi, nada que objetar, pero que deje de dejarse ver en películas tan malas como suele hacerlo ultimamente....

Major Reisman dijo...

Buenas

Pues voy a disentir un poquito.

Confieso que al principio DiCaprio me pareció un pésimo actor ("Romeo y Julieta"). Ahora me parece uno de los actores más sólidos de Hollywood.

También me gusta mucho Scorsese. Y quien ha realizado "Uno de los nuestros" o "Casino" merece respeto como poco.

Sin embargo a mi "Shutter Island" me defraudó. La vi demasiado rebuscada y que no contaba nada nuevo (hay un montón de películas que se basan en una trama parecida). Demasiado efectista y truculenta.

Sólo es una opinión. Un saludo y feliz verano

PEPE CAHIERS dijo...

Lo que le ocurre a DiCaprio es que se ha hecho mayor, ha perdido afortunadamente ese aspecto de niñato guaperas y empieza a marcas arrugas, las arrugas del carácter y si además va de la mano de Scorsese...

LA GUARIDA DEL EREMITA

Antonio Rentero dijo...

A mi DiCaprio siempre me ha parecido muy buen actor, ¿no recordáis "¿A quién ama Gilbert Grape" o "Diario de un rebelde"?

Incluso fui de los cuatro locos que defencían que en los Episodios II y III en lugar de Hayden Christiansen tenía que haber elegido Lucas al amigo Leonardo, que demostró ser capaz de encarnar a un bueno inocentón y un malo corrompido en la misma peli, "El hombre de la máscara de hierro".

"Shutter Island" me gustó, pero confieso que casi me hubiese gustado ver mas una peli que fuese solo la "trama de conspiración" que investigan.

Las secuencias oníricas me parecen prodigiosas, incluso tienen su punto Hitchcock, y desde luego el final con esa "elección libre" del personaje de DiCaprio es espeluznante, pero más que la trama psicológica me gustaba la trama del misterio y la investigación policial.

Vamos, como "Perdidos", que el final me defraudó pq queria que me explicasen todos los misterios de la isla y no que todo quedase en la excusa de "pero ¿y lo bien que están desarrollados los personajes y las tramas de sus relaciones?".

Por cierto, NO OS PERDÁIS "Origen"... PELICULÓN!!!!

Ramón Monedero dijo...

Bueno, yo creo que lo rebuscado de "Shutter Island" tiene su aquel y además, creo que es la base del juego que propone Scorsese, un laberinto metacinematográfico diseñado y cocinado con especial atención para los cinéfilos, que creo que es el verdadero público objetivo del film. A mi me gustan hasta como suenan los rayos y truenos, la luz y la música, los planos y los personajes. Me parece brutal y sobre todo, su complejidad, la menos en la superficie, invita a volver a verlo y eso en el cine, siempre es bueno.

Tomás Serrano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tomás Serrano dijo...

Bueno, la medio vi anoche (digo medio vi porque el sueño me zurraba durante la primera mitad). La volveré a ver, pero en principio estoy de acuerdo especialmente con el Major Reisman: a mí me inquietaron más "Session 9" e "identidad", aunque reconozco que aquí pesan favorablemente Leonardo y el resto (cada vez me gusta más Max)y, como decís los críticos, la "factura técnica". La escena de las cerillas me parecía técnicamente impropia, pero, como muy bien comentas de la primera escena, podría tener su justificación...

Ramón Monedero dijo...

Precisamente la escena de las cerillas (y ya vistes un trecho) me parece el ejemplo perfecto de lo que, tecnimcamente, es un "Shutter Island". Un truco, un juego que hay que seguir. Es evidente que esas cerillas no ilumnan tanto, es más, que no hacen falta, pero cinamatográficamente hablando quedan muy bien. Y eso es "Shutter Island",

Wunderkammer dijo...

Yo sí le vi cierta previsibilidad pero aún así me gustó mucho la película.
Gran crítica y ¡me encanta la nueva apariencia de tu blog!
Feliz Verano.

Tomás Serrano dijo...

La he vuelto a ver esta tarde, ya sin tanto sueño. Me ha gustado mucho. Hay muy buenos detalles de los que dices, como cuando la interna bebe agua... ¡¡¡pero sin vaso en la mano!!! ¿Te habías fijado? Sin embargo hay algún que otro inserto "tramposo" innecesario que desmerece. Y, respecto al final, OJO QUE LO CUENTO, si el psiquiatra se da cuenta de que DiCaprio no está tan loco, ¿por qué lo llama "Eddie" si es "Andrew"?

Ramón Monedero dijo...

Wunderkammer: me alegro que te gusta la apariencia del bolg, tengo que prestarle más atención. Es posible que "Shutter Island" tenga algo de previsible, pero todo lo que envuelve esa ocasional previsibilidad es de primera fila.
Y Tomás, yo soy hombre de pocos detalles. Vi "Shutter Island" y me quedé con el fantástico conjunto, en cuanto esa situación que mencionas y a ese comentario final, si te digo la verdad, no lo recuerdo. Ahora bien, si algo bueno tiene "Shutter Island" es que es una película que pide a gritos ser vista más de una vez... Y en eso me pongo.

Tomás Serrano dijo...

Rectifico. He dicho "Eddie" y es "Teddy". La tienes que volver a ver y ya me dices.

Durandarte dijo...

Formidable película, Ramón. Su forma artificiosa le añade verosimilitud, innegable coherencia. No se trataba de naturalismo, sino de aspecto y atmósfera. Los giros y falsedades de la trama entroncan con ese efecto de "cartón-piedra" que predomina y que tú apuntas con acierto.
Posee el espíritu de la mejor serie b policíaca, terror o intriga; filmada además con el nervio inconfundible de un genio.

Sin duda, una de las películas del año.

Saludos

Ramón Monedero dijo...

uy, se me habían pasado estos dos comentarios.
Tomás, tomo nota.
Durandarte, veo que coincidimos, ay..., si al final nos van a gustar las mismas películas y todos, qué cosas... y qué tiempos...