martes, 10 de agosto de 2010

"Airbender. El último guerrero" de M. Night Shyamalan. 2010

Vaya por delante, "Airbender. El último guerrero" no es el pedazo de mierda que se ha empeñado determinado sector crítico, sobre todo, norteamericano. Atacar sistemáticamente a determinadas películas o a ciertos directores puede tener su gracia en función del contexto pero desmembrar airadamente cada una de las películas de M. Night Shyamalan hasta el extremo de desollar sin piedad y con ensañamiento casi patológico "Airbender" me parece un fenómeno ciertamente insólito. Así, ahora mismo, la verdad es que soy incapaz de recordar otro cineasta que fuera atacado con tanta voracidad por la crítica norteamericana. Cualquiera puede leer algunas de las perlas que se han dicho de "Airbender" en la web FilmAffinity, una tendencia que dicho sea de paso, parece haberse extendido, al menos, a cierto sector de la crítica española.

De todos modos, vayamos por partes.

"Airbender" no es la mejor película de M. Night Shyamalan desde luego, pero de ahí a ser el pedazo de estiércol que se empeñan algunos en extender hay un trecho bastante importante. "Airbender. El último guerrero" es una fantasía épica al uso (dato importante, hay que verla en 2-D porque el 3-D fue aplicado después y creo que resulta bastante molesto, una imposición de los estudios...) que nada tiene que envidiarle a, pongamos por caso, "Las crónicas de Narnia". El film de Shyamalan contiene algunos momentos ciertamente imponentes, destacados fundamentalmente por ese estilo tan propio de Night de rodar planos largos y tirando del montaje lo justo. Da gusto contemplar determinadas escenas de acción en las que la planificación no es un batiburrillo de planos mal montados y dispuestos de la menos mala forma posible. Se nota y mucho, que Shyamalan quería esforzarse por ofrecer algo distinto que meros planos aéreos de millones de soldados batallando patentados por Peter Jackson y su trilogía de "El señor de los anillos" que dicho sea de paso, en determinados momentos no hacía otra cosa. Pero además, "Airbender" sigue ofreciendo ciertas constantes intrínsecas del cine de Shyamalan, como su creencia acerca de lo ordinario y lo extraordinario, la importancia del punto de vista de un niño o la presencia o la ausencia de la fe en sus personajes.

A mi, personalmente, tengo que admitir, que este tipo de películas me gustan más bien lo justo. Nada me entusiasmó de "El señor de los anillos" y mucho menos de "Las crónicas de Narnia", porque ya era algo bastante obvio, pero "Airbender" no es más que eso, una mitología fantástica con un acabado técnico impecable (sus efectos especiales son de primera y no como se ha dicho en algunos medios) y poco más.

El principal problema que tiene una película como "Airbender. EL último guerrero" -que lo tiene- es precisamente su inseguridad. Tengo la sensación de que Shyamalan tenía mucho miedo de no ofrecer lo que se esperaba de una producción como "Airbender" y a la vez, no traicionarse así mismo. Creo que hay un cierto equilibrio en este sentido, el film se sostiene sin problemas como producción de Hollywood para el verano y además contiene suficientes elementos técnicos, dramáticos y narrativos, como para identificar la película como un trabajo de M. Night Shyamalan, pero sin duda también es cierto que existe cierta inestabilidad en el conjunto, cierta inseguridad en su trama, en sus motivos y hasta en sus formas. Hay algo en el conjunto que distorsiona el resto, no lo destruye, pero sí que se ve afectado.

De todos modos, para aquellos que vayan buscando una recomendación o no, el asunto es muy sencillo. ¿Fantasía épica para toda la familia sazonada con artes marciales y efectos especiales? Es tú película. ¿Te aburren las fantasía épicas pero eres un fan incondicional de "El señor de los anillos? Saldrás defraudado porque a Shyamalan no es tan prepotente como Peter Jackson en aquella trilogía y además, tampoco buscaba ir mucho más allá de lo que se pueden ver en sus imágenes. ¿M. Night Shyamalan te cae como el culo? Ni te acerques. Vamos, ni mires el cartel de la película.

15 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Creo que las últimas películas de Shyamalan tan maltratadas, hubieran tenido otra crítica muy distinta si otro director las hubiera realizado. Hay directores a los que no se le perdonan los altibajos.

Ramón Monedero dijo...

Pepe, creo que el verdadero problema reside en que Shyamalan osa ser un "autor" en el país de la hamburguesa y eso no lo perdonan en Estados Unidos.

Sr Nocivo dijo...

Por fin leo algo medianamente positivo sobre esta película. Es cierto que no es perfecta, pero al menos tiene una historia entretenida, se nota el esfuerzo por desarrollar a los personajes y tiene algo que hoy en día la convierte en toda una curiosidad: no dura más de dos horas.

Antonio Rentero dijo...

Creo que para ser un Shyamalan "alimenticio" en "Airbender" hay bastante más cine que en otros films de los de pagar hipoteca, véase "Jack" del mismísimo Coppola.

Quizá el auténtico problema de "Airbender", más allá de que Cameron se adelantó a bautizar su última peli con el nombre original de la serie de anime y el manga de donde procede la historia que hoy nos ocupa, estriba en que, al igual que sucedió en España con "Alatriste" (vaya, tb empieza con A) hubo miedo, el que no ha habido con "Narnia" a pesar de que los actores les crecen.

Me refiero al miedo a echar el resto en adaptar la primera entrega de una saga, que te des el batacazo y no poder continuar. En su lugar "repretas" la saga completa en una sola entrega, la historia cojea, hay huevos que debes rellenar con "pues una vez tuvo lugar una batalla" y en 2 minutos de dialogo te cepillas un porrón de páginas.

Ah, se me olvidaba... de paso matas la gallina de los huevos de oro, pq claro, después de "Alatriste" con Viggo Mortensen ahora no vas a empezar con "El capitán Alatriste", "Limpieza de sangre", "El sol de Breda"... colocando con el bigote, la capa y la espada a... bueno, es que no quiero ni imaginarme a quien pondrían.

Pues "Airbender" (título original de la saga "Avatar: the last airbender") es eso, un "Alatriste".

Para lo bueno y para lo malo.

Tiene su público, hay quien los detesta, y con el añadodo de que siendo dos grandes directores quienes dan el grito de "acción" y "cortén", a Shyamalan le tiene ojeriza todo dios pq como Orson Welles con "Ciudadano Kane" empezó su carrera con una obra maestra y lamentablemente es incapaz de seguir aquella frase atribuída a Cecil B. de Mille:

"Empieza tu película con un terremoto, y luego vas incrementando la intensidad de la acción".

Pese a todo, sus tres obras más flojineski (en mi humilde opinión), esta que mencionamos hoy, "Lady in the water" y "The happening"... pues ya las quisieran firmar/filmar muchos.

Antonio Rentero dijo...

Creo que para ser un Shyamalan "alimenticio" en "Airbender" hay bastante más cine que en otros films de los de pagar hipoteca, véase "Jack" del mismísimo Coppola.

Quizá el auténtico problema de "Airbender", más allá de que Cameron se adelantó a bautizar su última peli con el nombre original de la serie de anime y el manga de donde procede la historia que hoy nos ocupa, estriba en que, al igual que sucedió en España con "Alatriste" (vaya, tb empieza con A) hubo miedo, el que no ha habido con "Narnia" a pesar de que los actores les crecen.

Me refiero al miedo a echar el resto en adaptar la primera entrega de una saga, que te des el batacazo y no poder continuar. En su lugar "repretas" la saga completa en una sola entrega, la historia cojea, hay huevos que debes rellenar con "pues una vez tuvo lugar una batalla" y en 2 minutos de dialogo te cepillas un porrón de páginas.

Ah, se me olvidaba... de paso matas la gallina de los huevos de oro, pq claro, después de "Alatriste" con Viggo Mortensen ahora no vas a empezar con "El capitán Alatriste", "Limpieza de sangre", "El sol de Breda"... colocando con el bigote, la capa y la espada a... bueno, es que no quiero ni imaginarme a quien pondrían.

Pues "Airbender" (título original de la saga "Avatar: the last airbender") es eso, un "Alatriste".

Para lo bueno y para lo malo.

Tiene su público, hay quien los detesta, y con el añadodo de que siendo dos grandes directores quienes dan el grito de "acción" y "cortén", a Shyamalan le tiene ojeriza todo dios pq como Orson Welles con "Ciudadano Kane" empezó su carrera con una obra maestra y lamentablemente es incapaz de seguir aquella frase atribuída a Cecil B. de Mille:

"Empieza tu película con un terremoto, y luego vas incrementando la intensidad de la acción".

Antonio Rentero dijo...

Creo que para ser un Shyamalan "alimenticio" en "Airbender" hay bastante más cine que en otros films de los de pagar hipoteca, véase "Jack" del mismísimo Coppola.

Quizá el auténtico problema de "Airbender", más allá de que Cameron se adelantó a bautizar su última peli con el nombre original de la serie de anime y el manga de donde procede la historia que hoy nos ocupa, estriba en que, al igual que sucedió en España con "Alatriste" (vaya, tb empieza con A) hubo miedo, el que no ha habido con "Narnia" a pesar de que los actores les crecen.

Me refiero al miedo a echar el resto en adaptar la primera entrega de una saga, que te des el batacazo y no poder continuar. En su lugar "repretas" la saga completa en una sola entrega, la historia cojea, hay huevos que debes rellenar con "pues una vez tuvo lugar una batalla" y en 2 minutos de dialogo te cepillas un porrón de páginas.

Ah, se me olvidaba... de paso matas la gallina de los huevos de oro, pq claro, después de "Alatriste" con Viggo Mortensen ahora no vas a empezar con "El capitán Alatriste", "Limpieza de sangre", "El sol de Breda"... colocando con el bigote, la capa y la espada a... bueno, es que no quiero ni imaginarme a quien pondrían.

Antonio Rentero dijo...

Pues "Airbender" (título original de la saga "Avatar: the last airbender") es eso, un "Alatriste".

Para lo bueno y para lo malo.

Tiene su público, hay quien los detesta, y con el añadodo de que siendo dos grandes directores quienes dan el grito de "acción" y "cortén", a Shyamalan le tiene ojeriza todo dios pq como Orson Welles con "Ciudadano Kane" empezó su carrera con una obra maestra y lamentablemente es incapaz de seguir aquella frase atribuída a Cecil B. de Mille:

"Empieza tu película con un terremoto, y luego vas incrementando la intensidad de la acción".

Pese a todo, sus tres obras más flojineski (en mi humilde opinión), esta que mencionamos hoy, "Lady in the water" y "The happening"... pues ya las quisieran firmar/filmar muchos.

Ramón Monedero dijo...

Joder Rentero la que ha liado con tu comentario, por otro lado, muy ilustrativa.
En efecto, yo también creo que hay algo de eso que comentas, algo que yo también mencionaba en cuanto a la sensación de inseguridad que da la sensación con la que Shyamalan afrontó el proyecto, lo cual tampoco me extraña.
Pero como dices queridísimo Rentero,hay más cine en Airbender que en muchas chuflas del estilo.
Por otro lado, tienes mucha razón Sr. Nocivo (por cierto, muy buena tu foto de perfil). Poco más de hora y media. ESa también es una particularidad muy propia de Night,
Un saludo y gracias a todos por vuestros comentarios.
PD: espero que no llegué ningún enemigo de Shyamalan al blog, porque nos pondrá a todos a caer de un burro.

Antonio Rentero dijo...

Ups, sorry, es que me daba error un par de veces al publicarlo, pensé que era pq me había pasado de longitud y lo volví a publicar en dos entregas :-(

Y no temas por los enemigos de Shyamalan... siempre tiene que haber alguien encantado de hacer el indio :-D

Wunderkammer dijo...

Soy seguidora de la serie de TV con lo cual, visto lo visto, creo que llevas toda la razón del mundo en el que el film traduce el miedo a fastidiarla. La serie es muy buena y el listón estaba alto... así que el bueno de Night Shyamalan lo tenía difícil.
Ha sido muy respetuoso con la serie original por lo que no entiendo las críticas (deben de ser de los muy forofos) que no le perdonan los cambios... pocos o cero cambios, diría yo. Con lo cual más bien ha pecado, si es que ha pecado, de conservador.
Quizás un cambio que me ha chocado es que los personajes de la nación del fuego son ¡hindúes! Los del agua parecen más occidentales y los del aire y tierra serían orientales... Es lo único que me ha resultado curioso en cuanto a diferencias.
Nosotros pasamos un buen rato. Definitivamente sobran las tres dimensiones, un relleno a posteriori y una engañifa total.

Ramón Monedero dijo...

Pues mira Wunderkammer me alegra oírte decir eso, sobre todo porque no conocía la opinión de nadie que conociera la serie original.
Un abrazo a todos.

Antonio Rentero dijo...

Quiere la casualidad, ¡oh, mi querido Ramón!, que mientras tengo en el portátil ante mi abierto el Gmail me llega la notificación de tu último comentario... al tiempo que en C+ Acción HD emiten un pequeño reportaje sobre el festival de música de cine de Úbeda y en pantalla aparece Michael Giacchino, ataviado con una bufanda de la selección española de fútbol, dirigiendo a la orquesta que interpreta "Up".

La vida, Luís.

Un abrazo de celulóide y pentagrama.

Ramón Monedero dijo...

Mierda!
Fui hace tres o cuatro años a ese festival. Conocí a David Arnold, John Powell, John Debney, Bruce Broughton, Roque Baños, en fin..., un disparate!
Desde entonces, por una cosa o por la otra, no he podido volver....

careerw dijo...

Que bueno que al fin alguien escribe un artículo relacionado.
No veo porque un director como Shyamalan, que a mi criterio es un genio, sea destrozado tan duramente por la audiencia norteamericana. No quiero pensar que sea por cuestiones racismo.
Shyamalan, es un director/escritor que tiene un modo muy particular de hacer peliculas, eso es lo que lo hace diferente de los escritores morteamericanos.

La mayoría de las críticas que he leído (Rotten Tomatoes), alegan que la película no se parece a la serie original, pero casi ninguna película basada en libros o series se parece, por eso se llama "adaptación" no copia del original.

Me parece que otros directores han estrenado películas que según mi opinión, no tienen ni pie ni cabeza(AVATAR DE James Cameron) y sin embargo el publico norteamericano se la tragó. Esta es una de las peliculas mas ridículas que he visto.

Ramón Monedero dijo...

Yo también prefiero el Avatar de Shyamalan al Avatar de Cameron, que me aburrió bastante....
Gracias por los comentarios.