martes, 10 de agosto de 2010

"Origen" de Christopher Nolan. 2010


Concebida, vendida y envuelta como el "2001" del siglo XXI, sería interesante que aquellos que no hayan visto "Origen" fueran rebajando expectativas. Que nadie se escandalice, "Origen" es una película muy interesante, pero se sabe compleja y densa y eso, le termina afectando a si misma. Porque en el fondo, la última película de Christopher Nolan no es más que un film de robos pero alterando su decorado, imponiendo nuevas reglas y de paso dejando se ver como el nuevo genio de cine norteamericano. Porque lo cierto es que si vamos al meollo de la cuestión, es bastante mejor película "El caballero oscuro" que "Origen", cuyas escenas de acción, al contrario que en el film de Batman, andan cogidas con hilos, extrañamente justificadas y a todas luces, excesivamente prolongadas.

Pero tal vez, lo menos bueno de "Origen" sea que el film de Nolan no aporta, culturalmente, nada nuevo (de ahí que ande lejos de ser el "2001" del siglo XXI). La última película del director de "El caballero oscuro" no hace otra cosa que sumarse a la corriente posmodernista popularizada (que no inaugurada) por la terriblemente sobre valorada "Matrix". Porque al fin y al cabo lo que hace "Origen" no es más que incidir en la idea de que la realidad no existe, de que todo es un sueño y que de hecho, en última instancia, cabe la posibilidad de que todo lo que consideramos realidad, sea precisamente, un sueño. Ósea, nada nuevo. De hecho, me irrita profundamente que algunos críticos y buena parte del público aplauda y llene de laureles a una película, no cabe duda que buena, pero lejos, o al menos, a cierta distancia de remover los cimientos del cine de ciencia ficción. Caballeros, no nos dejemos llevar. A mi juicio "El caballero oscuro" sí que trastocó los pilares de cine de superhéroes, tanto, que casi resultaría imposible imitarlo. Pero "Origen", pese a su parafernalia, es un film mucho más simple.

Dicho esto, vuelvo a lo que decía al empezar. "Origen" está muy bien. Exige una atención por encima de la media en el espectador, propone una trama rocambolesca e imaginativa y tiene algunas referencias cinematográficas -"La espía que me amó", por ir a lo más claro- que harán las delicias del cinéfilo. Además, Nolan parece confirmar la contención narrativa de la que ya hiciera gala en "El caballero oscuro", sino lejos, si que al menos a una moderada distancia de los excesos escénicos, fundamentalmente de montaje, de "Batman Begins", "Insomnio" e incluso "Memento".

En cualquier caso, "Origen" es, a todas luces, una película muy recomendable. No gustará por igual a todo el mundo, pero sí que desde luego, confirma a Crhistopher Nolan como uno de los cineastas más interesante e inquietos del actual panorama cinematográfico. Pero sin duda, lo mejor de todo esto es que un film como "Origen· nos invita a pensar que un día de estos, dentro de unos años (Nolan "sólo" tiene 40), el director de "Memento" hará un peliculón que seguramente, esa sí, sea el "2001" del siglo XXI, porque hay una cosa que tengo muy clara y es que Nolan puede, no, debe ir más allá de las modas culturales más facilonas del momento. Un día, espero que no muy lejano, Christopher Nolan dejará a media platea boquiabierta, mutará la concepción cultural del respetable y el cine, o por lo menos, un género, tomará un nuevo camino. Yo, personalmente veo a Nolan con ese potencial.

4 comentarios:

Miguel dijo...

Tengo unas ganas enormes de ver "Origen", como bien dices Nolan tiene la capacidad suficiente para cambiar la forma de entender el cine, si no la ha empezado a cambiar ya con "El caballero oscuro".

Ramón Monedero dijo...

En efecto Miguel, pero insisto, baja las expectativas con "Origen", así te gustará más.

Antonio Rentero dijo...

Dos veces la he visto ya... y espero verla una tercera antes de que la quiten.

Coincido en que no es un "2001", que efectivamente la "revolución" de un género por parte de Nolan fue con "Dark Knight", pero "Orígen" es un películón de los de uno por década.

Tb estoy convencido de que con su juventud y con el hueco que se está abriendo en el olimpo cinematográfico, muy probablemente antes de 10 años este tío nos deje a todos postrados, quizá "Origen" sea un aviso.

Dos temas... ¿no querrías decir "007 al servicio secreto de Su Majestad"? "La espía que me amó" era la del barco medio hundido en la bahía de Hong Kong, no?

Y otro, vi por Internet un montaje fotográfico que desmonta por completo la peli.

(AVISO: CONTIENE SPOILER!!!!!!)










Recordemos la escena del bar del hotel en que le explica que es el "encargado de la seguridad".

DiCaprio dice "voy a implantarte una idea mientras duermes para que quien me ha contratado consiga que pueda ir a América a ver a mis hijos".

Cillian Murphy le contesta: "¿y pq no le dices a Michael Caine que te los traiga en avión a Paris"?

Mirada de DiCaprio con los ojillos entrecerrados como diciendo "mierda".

Genial.

Ramón Monedero dijo...

Tiene razón con la referencia bondiana, es, obviamente "007 al servicio de su majestad", vamos la escenita de la nieve...
Y otra cosa, pásame el link de ese montaje alternativo.