sábado, 17 de septiembre de 2011

"Noche de miedo" de Graig Gillespie. 2011

Nueva vuelta de tuerca a esa década, hoy tan vanagloriada, y en su día tan discutida como fueron los 80. En aquellos años de escapismo desaforado y de retorno a los modelos clásicos de Hollywood, surgió una simpática película que como otros largometrajes de terror de su generación, se acercaban al género sin demasiada crudeza, para así poder incrementar considerablemente a su público potencial. “Noche de miedo” era la primera película de Tom Holland, un avispado ayudante de dirección, productor, editor y guionista que había conseguido hacerse un hueco en esto del cine con el singular guión de “Psicosis 2. El regreso de Norman”. “Noche de miedo” fue un inesperado éxito, entre otras razones porque se mantenía fiel a los cánones de la factoría Spielberg de la época; estos es, adolescentes en un entorno mundano que de forma también mundana se tropiezan con lo extraordinario. O dicho de otro modo, qué hacer cuando tu vecino es un vampiro.


Leer más...