lunes, 11 de agosto de 2008

El irrepetible Billy Wilder


Me decía, mi buen amigo Antonio Rentero, que muy bien podía hace una entrada en este, mi humilde blog, sobre una anécdota protagonizada por Billy Wilder a la que ciertamente, suele recurrir con bastante frecuencia. La anécdota en cuestión, es más bien una frase, lo que encaja a la perfección con un hombre como Wilder, que fomentó el noventa por ciento de su fama y prestigio en su capacidad para ofrecer frases ácidas en el momento justo. La anécdota en cuestión se encuentra recogido en la mayor y mejor aportación que el director Cameron Crowe ("Casi famosos", "Elizabethtown") ha hecho al mundo del cine, la redacción del libro "Conversaciones con Billy Wilder" (Alianza). Al estilo de "El cine según Hitchock" de Truffaut (obra fundamental de todo cinéfilo que se precie), Crowe mantuvo un buen puñado de reuniones con el genial Wilder para terminar convirtiéndolas en un libro esencial para comprender al genio de origen austriaco.

En "Conversaciones con Billy Wilder", podemos desentrañas las inquietudes, las obsesiones y las preocupaciones del genio de Wilder cuando se enfrentó a los rodajes de películas tan importantes como "Perdición", "La tentación vive arriba" o "Con faldas y a lo loco". En un momento de su vida, plenamente otoñal, Wilder, consciente de que su tiempo está tocando a su fin, también versará sobre la frustración que siempre ha arrastrado por no haber podido dirigir más películas desde 1981 (murió 22 años después) y el tímido papel que jugó en Hollywood como una especie de supervisor de guiones al que al final, poco caso le hacían.

El caso es que en "Conversaciones con Billy Wilder", Cameron, aprovechando que tiene delante nada menos que Billy Wilder, le hace alguna que otra cuestión sobre algunas de las películas más importantes, prestigiosas y/o populares del reciente cine de Hollywood. Así conocemos que Wilder, admitió que si, que le gustó "La lista de Schindler", aunque el la hubiera hecho de otra manera (no en vano Wilder estuvo durante algún tiempo persiguiendo hacer esa película hasta que el gato al agua se lo llevó Spielberg). También, por ejemplo, somos testigos de como a la pregunta de Cameron, ¿Te gusta "Pulp Fiction?, Wilder responde con un seco No (lo cual, a mi personalmente, me viene a confirmar ciertas sospechas que tengo sobre la película de Quentin Tarantino).

Pero la anécdota en cuestión es la siguiente. Cameron Crowe, en pleno repaso por algunas de estas películas que se suponen, han marcado historia en el Hollywood contemporáneo, el director de "Casi famosos" le preguntó a Wilder; ¿Le gustó "Titanic"?, a lo que Wilder respondió con otro escueto no. Y Cameron, que debió de gustarle la película de James Cameron, ingenuo de él, aunque también honesto al haberlo reproducido en el libro, la insistió a Wilder y le dijo ¿no cree que los personajes tienen química?, a lo que Billy Wilder respondió, ¿qué personajes?

Pues eso, poco más. Once Oscar, ¿no? ¿Otros once para "El retorno del rey", no? Y Billy Wilder 21 años sin rodar un sólo fotograma. Pues nada. Cachondeo.

17 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Anécdota GENIAL como no podía ser menos, proviniendo de un genio ABSOLUTO.

Eso sí, compartiendo contigo la opinión sobre la injusticia de apartar de la industria a alguien como Wilder, y estando de acuerdo en que "Titanic" se merecía apenas los Oscar de los apartados técnicos y como mucho Cameron el de director por haber llevado a buen puerto (obsérvese la fina ironía) tan colosal producción, disiento en la acerva crítica a "El Señor de los Anillos: El retorno del rey" ("ESDLA:ERDR").

Si bien esta tampoco era para tanto y muchos cayeron por-que-yo-lo-valgo y pq en las anteriores los Oscar le dieron un poco de lado a Peter Jackson, me reconocerás que "ESDLA:ERDR" va a aguantar el paso del tiempo bastante mejor que "Titanic", que es bastante menos ridícula (para empezar, como es una historia de fantasía y no un drama situado en medio de un acontecimiento real es mucho más perdonable lo increíble de muchas situaciones) y que frente a los planos personajes de la peli de Cameron al menos los de la de Jackson, al ser tan arquetípicos, al menos ofrecían ciertos matices, manidos si, previsibles, claro... pero existentes.

Con "Titanic" los únicos hombres que llorarían serían algunas nenezas sensibleras, con "ESDLA" llora cualquier que no sea un insensible Uruk Hai.

Indiana Jones dijo...

Bueno, estoy contigo hasta cierto punto, dado que estoy convencido de que la catarata de oscar de "El retorno del rey" se debió más a un reconocimiento del conjunto de las tres películas (que en muchos sentidos en una sola) que a la última entrega en si. De todos modos, vale la pena ir asumiendo un día de estos que la trilogía de "El señor de los anillos" no es ninguna obra maestra y que se queda muy lejos de otras ilustres trilogías como "Star Wars" (la primera digo, y no entremos en el debate del episodio III, eh?).
Todo esto, no obvia en caso alguno, que el destierro que sufrio Wilder en los últimos veintitantos años de su vida sea de lo más injusto. ¡Pero si hasta "Aquí un amigo", su última y más discutible película tenía más gracia, estilo y elegancia que cualquier cosa de otros "enfant terribles" de cine moderno!
Aún estamos a tiempo de enmendar cosas parecidas, como es el caso de Blake Edwards, pero seguro que nadie en Hollywood va a mover un dedo por el. Un día se morirá y todos a lamentar que no hubiera hecho mas películas....

Antonio Rentero dijo...

Bueno, está claro que el aluvión de "ESDLA:ERDR" es por el conjunto de la Trilogía, peor tb está claro que la base de la misma, las novelas de Tolkien, son MUY superiores a "Star Wars", que ocupan un lugar mítico en el inconsciente colectivo de un par de generaciones pero que tampoco van más allá en cuanto a profundidad y complejidad.

A mí me gustan más los Episodios II y III que a mucha gente pq agradezco ese plus de "densidad" de la "trama histórica" en que Lucas sitúa la acción, y pongo las comillas pq no estamos hablando de "Napoleón" de Abel Gance ni de "Calígula" de Tinto Brass.

Y lo peor no es que Wilder o Edwards terminen sus carreras dejándose a saber qué maravillas en el tintero, es que no siempre habrá un Spielberg que permita a un Korosawa rodar sus "Sueños".

¿Cuando dejará Woody Allen de resultar "rentable"? Por poner un nombre...

Ramón Monedero dijo...

Es posible que los textos de Tolkien tenga mayor densidad peeeero, honestamente creo que "Star Wars" (la primera trilogía) es en conjunto mejor película, por una cuestión muy, muy, muy básica. Creo que la trilogía de Lucas es..., ¿como decirlo?, menos pretenciosa. "El sñor de los anillos" tiene más "chica", "pue" ser peeeero, otra cosa es que esa "chica" se refleje en las pelis que al fin y al cabo, no lo olvidemos jamas, un prodcuto que busca fundamentalmente, el entretenimiento.
Dicho esto... prefiero no abordar esos "plus" que mencionas de "densidad" en los episodios II y III porque como sabes, tengo que revisarlos (te juro que mañana paso a por el episodio II).
En cuanto a una hipotética recuperación de Edwards en comparación con lo que pasó con Kurosawa, Lucas y Spielberg... La cuestión es, creo yo, en esa misma generación que recuperó a Kurosawa., es decir. Lucas, Spielberg, Scorses, De Palma fue una tanda de cineastas que adroaban y fundamentaban su cine en los clásicos (convenientemente actaullizados, adulterados dirán otros), por eso, recuperar a Kurosawa tenía sentido.
El problema es que ahora, no se prodigan los cineastas que adoren a los "nuevos clásicos (véase Edwards), porque ahora, en este noe-Hollywood, los clásicos se quedan, desgraciadamente en Spielberg, Lucas y compañía (sólo hay que ver el revival que está experiemtnado el cine de los 80). En este sentido hay una anécdota curiosa que en su dñia relato John Landos sobre este tema. Al parecer, Landis da clases de cine en no se que universidad, y el director de "Un hombre lobo americano" andaba ciertamente sorprendido porque sus alumnos, a penas si sabían de la existencia de un cine más atrás de los años 70...
Pues eso, si esos alumnos son ahora los que hacen cine, como mucho recuperaran a un De palma, o a un Chrader, si algún día se quedan en la cuneta. pero Edwards, ¿a quien le interesa Edwards? Probablemente, a este grupillos de listillos, a ninguno....

Ramón Monedero dijo...

Crader es Schrader. pardon.

Antonio Rentero dijo...

Sé que esto me puede costar mi puesto en el Consejo Jedi (que no me oiga TitoRo!!!) pero la Trilogía Original de Star Wars, como historia... es bastante endeble.

No sé si estás revisándola ahora que están reponiéndola en A3TV pero hazlo y luego me cuentas... es un cuento de aventuras y punto. Lo que ha hecho Lucas en las precuelas (leves toques en el Episodio I, una miajica más en el II y a lo grande en el III) es precisamente eso, dotar de algo más de contexto a la trama, con todas las intrigas palaciegas y políticas.

Quizá es que todos hemos crecido un poco desde 1977 y ahora se busca un poco de justificación a todo lo que pasa... no sé, no reniego de la Trilogía Original pq tiene el sabor de lo artesanal, pero las precuelas, con sus muchos y tremendos puntos bajos, a mí me valen.

"ESDLA" está claro que es OTRA COSA!!!

LO que cuentas de la ignorancia sobre los clásicos por parte de las nuevas generaciones de directores es triste, muy triste.

Alguien me contó que su hijo o su hermano pequeño estaba viendo la TV y le pregunta "¿qué estás viendo?" y le contesta el crío "ná, una peli vieja, Terminator".

Dice que no le quedaron fuerzas para pregutar si era la 1 o la 2...

Athena dijo...

Un caso absolutamente atípico: Manuel de Oliveira. Con cien años y dirigiendo todavía.

Es una pena que no dejen a los grandes maestros seguir trabajando. Pienso en "Lío en Río" de un Stantley Donen ya mayor. Quién diría que es el mismo que codirigió "Cantando bajo la lluvia" con Gene Kelly. Es una comedia de su tiempo (los ochenta) y con mucha gracia, no me digan que no.

En cuanto al debate "ESDLA-STAR WARS", me declaro neutral, porque no tengo ni papa (bueno, de SW he visto las pelis por lo menos).

Antonio Rentero dijo...

Bueno, lo de Manoel de Oliveira es que es un caso sumamente excepcional... tb derivado de que en Europa el cine funciona de forma tan distinta a USA... aquí se pueden rodar películas que comercialmente no sean un negocio pq los estudios no funcionan tiránicamente como en USA, donde si no hay posibilidades de negocio pues no se hace la peli y punto... para bien y para mal.

Muy buen ejemplo el de "Lío en Río", con una jovencísima Demi Moore ahí, ocultando tímidamente sus aún intactos pechos bajo la melena... ¡ay omá! pero en definitiva una comedia con arte y oficio, muy hija de su década pero aún dejando sentir el pulso del maestro.

Sobre el eterno debate SW-ESDLA... yo creo que es como elegir entre papá y mamá... SW nos hizo soñar durante generaciones a muchos y llegó en un momento muy particular, e otros aspectos hizo evolucionar el cine blockbuster a lo que es hoy, creó la industria del merchandising... ESDLA llega con todos estos mecanismos ya madurados, afecta a un público quizá más predispuesto a entregarse pero tb más acostumbrado a estos estímulos y por tanto no supone la revolución que en su dia supuso SW, pero yo al menos no elijo, no dejo de lado a ninguna de las dos, cada una es lo que es.

Es como elegir entre el granizado de limón y el helado de turrón. Un día te apetece uno y otro día otro.

Antonio Rentero dijo...

Por cierto, ahora que ya tengo instalado a la perfección el sistema de Home Cinema (altavoces 5.1 y proyector con pantalla y tal) estoy pensando hacer mi propio mini-maratón con las ediciones especiales de ESDLA (sale menos de 12 horas seguidas)... ¿os apuntáis?

Indiana Jones dijo...

"Una peli vieja"!! "Terminator"!!!
Me dejas echo polvo. Entonces que diría ese niño ante "Con la muerte en los talones"? Arqueología? A mi ese, me parece el problema base de fondo de todo esto y de muchas otras cuestiones.
"Star Wars" Vs. "ESDLA"....
Yo defiendo más "Star Wars" porque no es más que eso, una historia de aventuras bien contada y punto. "ESDLA" no está tan bien contada, creo yo... Tiene unos bajones de ritmo brutales y sólo raspa la densidad que ofrecía la obra de Tolkien que en el fondo, creo yo, viene a ser más o menos lo mismo, que lo que ocurría en "Star Wars". La diferencia es que "ESDLA" es más pretenciosa, es decir, es consinte de que tiene un material literario de fodno importante y quiere explotarlo pero creo yo, que no le sale del todo.
Al fin y al cabo, las lecciones morales que imparte "ESDLA" vienen a ser, mátiz arriba, mátiz abajo, las mismas que las de "Star Wars".
A mi es que Tolkien, sin desmerecer su incuestionables virtudes, se me atragantó un poco y tengo que admitir publicamente que más allá del descomunal espectáculo que supuso la trilogía de "ESDLA", la 2película" de Peter Jackson me dijo más bien poco.
Después, "King Kong" me vino a confirmar lo que yo ya sospechaba; que Peter Jackson estaba siendo laureado en exceso.

Indiana Jones dijo...

12 horas de "ESDLA"?? me lo tengo que pensar, francamente, me lo tengo que pensar....

Antonio Rentero dijo...

Sobre el "cine viejo"... si te cuento que entre mis tesoros más preciados se encuentras los DVDs (ediciones especiales de coleccionista y tal) del "King Kong" original, de "She, la diosa de fuego", el pack "El triunfo de la voluntad"/"Olympia" de Leni Riefenstahl, "Metropolis"... y no sabes la alegría que me llevé el verano pasado cuando encontré en Internet el "Frankenstein" de Thomas Alva Edison!!!!!

Pa mí que el amor por el cine antiguo o se tiene o no se tiene... y cada vez cuesta más encontrarlo... como el amor verdadero.

En fin, dejémonos de ñoñerías.

Lo he dicho en otra entrada de tu blog, yo prefiero no elegir entre SW y ESDLA... son amores diferentes, y aunque SW es SW con ESDLA tb me lo paso muy bien.

Eso sí, en casa tengo posters en el pasillo de "La Guerra de las Galaxias", de "El Imperio Contraataca" (originales del año 77 y 80, los tengo hace casi 30 años), uno gigantesco de "En busca del arca perdida"... pero de ESDLA no tengo posters... eso querrá decir algo pero no quita para que la adptación de la obra de TOlkien al cine me parezca sublime.

Sobre echarle 12 horas... pues todo es cuestión de animarse. Como en septiembre estoy de vacaciones pues aprovecharé un día al principio del mes, con fuerzas y ganas, me levantaré cuando Dios quiera, me enchufaré el proyector y hasta que se acaben las pelis, ya entrada la noche.

Antes haré acopio de comida basura y tal, lógicamente :-) ya lo pondré en el blog jajajaja

Athena dijo...

Cuando en "King Kong" salen los insectos gigantes, ya no pude más y pasé la peli para adelante, a ver si así avanzaba algo.

Antonio Rentero dijo...

Ah, pues a mi precisamente eso me encanto :-)

Yo todo lo que sean bichos... me pone los pelos de punta pero no puedo dejar de mirar (igual que cuando habla Pepiño Blanco).

Del "King Kong" de Jackson me quedo con todo menos los infumables momentos ¿romanticos? y el patinaje sobre hielo... por Dios Santo y bendito... que alguien le diga a este hombre que la bestia tenia que enamorarse de la bella, pero los amores no correspondidos siempre quedan mejor en el cine que los truncados por unos aviones disparando balas y una caidita desde el Empire State.

Indiana Jones dijo...

Ah..., que la cosa deriva ahora a "King Kong", eh? Pues mira tu por donde le tenía yo ganas a esa película. ¡¡Pero que cosa tan mala!!! A ver..., bueno,.., corrigo.... no hay que dejarse llevar por las tripas. A mi me parece que "King Kong" tiene, en esencia, los mismos problemas que "ESDLA", en esencia, y es que es un film excesivo (metraje, efectos especiales, climax final, epílogos varios, -pretendidamente- romántico...-no me acordaba yo de la escenita del hielo Antonio, tienes toda la razón, ¡por dios santo bendito!-).
En cierto sentido tambi´çen estoy con Antonio en que, puestos a soportar tres horacas largas de King Kogn de los cojones, sin ningún género de dudas me quedo con los bichos y esa alargadísima escena hasta rozar la exasperación en la que Jackson presenta a King Kong luchando contra dos dinosarios y no se que disparates más.
En fin, que Jackson es un tipo, pues eso, disparatado, excesivo y encima ahora, amenaza con no dejar de mirarse el ombligo.
Yo, para disparates de Jackson me quedo con "Tu madre se ha comido a mi perro" y para películas serias de Jackson, sin ningún género de dudas "Criaturas celestiales". Y ya está...

Antonio Rentero dijo...

"King Kong luchando contra dos dinosarios y no se que disparates más"

Un tema... esa secuencia ya estaba en el original de los años 30 de Merian C. Cooper y Ernst B. Shoedsack, ojo. Y precisamente es esa secuencia una de las que más asombro causaron en su momento y engancharon a millones de espectadores, por lo espectacular y por lo insólito, pq claro, ¿dinosaurios en pleno S. XX?

King Kong es exceso en sí mismo, a ver, estamos hablando de un gorila de más de 10 metros de alto... de ahí parriba todo lo que se te ocurra :-)

A mí la parte de aventuras de la peli (es decir, hasta que lo capturan) me encanta y no se me hace nada largo ni pesado pq es eso lo que quiero, exceso, aventura, imaginación desbordada, fantasia pasada de rosca... señores, estamos en una isla que no sale en los mapas, rodeada de una espesa y misteriosa niebla, con escarpadas y tenebrosas murallas y un poblado de ominosos nativos ¿quería usted mesura, señor espectador? Pues debería haberse ido a ver otra peli :-)

Uno de los grandisimos aciertos de Jackon, por otra parte, es situar la trama en la ambientación del film original, años 30, con todo lo que ello supone de estética nostálgica y una cierta inocencia ausente en la versión de finales de los 70 producida por Dino de Laurentiis y que a mi tampoco me desagrada, aunque dejando a un lado el poderoso icono de Kong subido a las Torres Gemelas y toda la cuidada ambientación de la isla, claramente es inferior a estas otras dos.

Un poco de contención no habría venido mal en el Kong de Jackson, pero supongo que tenemos un pequeño Cameron en ciernes :-)

Ahora tengo mucho interés en ver de qué son capaces Jackson como productor y Del Toro como director en las dos pelis de "El Hobbit".

Pero, ¿ves? volvemos al exceso... DOS pelis.. la justificación es que la primera sería la adaptación pura y dura de la novela y la segunda sería una especie de pastiche de textos tolkienianos dispersos, cabos sueltos y elaboraciones "ad hoc" para servir de puente entre la Trilogía y la "precuela"... bueno, sí, y para ganar más dinero :-)

Habrá que ver tb qué más sale ahora de la dirección de Jackson, a ver qué tal esa "The lovely bones" que está en post-producción y que tal resulta su "Tintín".

Sbre el exceso de Jacson, en definitiva, creo que su único esfuerzo por resultar contenido ha sido el tremendo adelgazamiento físico que ha experimentado su anteriormente orondo y hobittniano físico ;-)

A ver si se le pega ahora a Guillermo del Toro y luego nos pasan la dieta a los demás.

Ramón Monedero dijo...

A ver..., si, claro, la escenita de Kong Kong contra dinosaurios estaba en el original, pero es que en efecto, casi todo lo del King Kong de Jackson está en el original de Merian C. Cooper y Ernst B. Shoedsack, sólo que aquí todo resulta desaforado, excesivo, no ya sin mesura, sin sentido del equilibiro.
Es verdad, que la peli se daje ver hasta que capturan a King Kong, pero ya en el -larguísimo- viajecito en barco podemos empezar a sospechar que la peli se va a alargas más de lo estrcitamente necesario. De hecho, el King Kong de Merian C. Cooper y Ernst B. Shoedsack, duraba 100 minutillos, frente a los 398.745 del de Jackson (bueno, bah, 187 minutos, 87 minutos más, casi una hora y media más que la versión del 33).
Que no, que aventuras desprendidas no significa más de tres horas de metraje. Además, una aventura desenfada para mi, más maja y apañada es por ejemplo "Deep Rising", "La caverna maldita", "la búsqueda" (la uno porque la dos es un pastel de medio kilo), "Sahara" en fin.., cosas divertidas, sin más.
El problema de Jackson, sospecho y esto es extensible a "ESDLA" es que el hombre cree que está filmando cosas "importantes", grandes películas universales, cuando en realidad, es un hombre que se pierde entre los excesos digitales.
Tio, hay por hay un documental del dirario de producción de King Kong que a mi me regalaron. es una especia de Making off de hora y media. Yo no lo he visto entero pero emepce a verlo. En el, se veía como Jackson dirigía a los actores con un portatil en la mano. En el ordenador se veía una figura hecha de cubos, conos y demas figuras geométricas que hacían un movimiento diseñado por un ordenador. Un movimiento, por tanto, frio. Jackson le ensñaba el muñeco moviéndose y recuerdo que se ve como Adrian Brody dice... "¿y esto no es un poco frío?".
Pues si, señor Brody, como el cine de Jackson.