miércoles, 6 de agosto de 2008

Pixar y "Wall-e"


Hoy no es viernes, glorioso día de estreno, pero como es sabido, cada día proliferan con más regularidad esas películas que sin razón aparente, desembarcan en los cines de medio mundo..., ¡un miércoles! Bueno, en realidad, razón si que hay, y bastante importante. Se trata de decisiones comerciales destinadas a explotar mejor el tirón inicial de una películas que por lo general, suele tener su distribución, al menos en Europa, de una forma casi consecutiva para favorecer como digo, el comercio, para también para tratar de mermar la piratería.

El caso es que hoy, al menos que hayan vivido en Marte los últimos meses (pese a que está empezando a convertirse en un destino más que interesante), sabrán ya quien es Wall-e, que es una película de Pixar, que hay que ir a verla si uno quiere sentir que forma parte de esta sociedad y que además, va a barrer las taquillas de medio planeta superando, seguro que a la mayor brevedad, ese despiporre que atiende el título de "La momia. La tumba del emperador dragón". También sabremos, lógicamente que las críticas van a ser estupendísimas (de echo, ya lo han sido y lo están siendo) y que todos seguiremos felices y contentos pensando, que aunque Lucas y Spielberg se pongan a hacer el mono, presumiblemente, por la selva de Perú, siempre nos quedará Pixar.

A mi lo de Pixar, lo siento, no lo puedo evitar, me recuerda un poco a aquellos gloriosos años de Walt Disney. No hablo de los años de "El libro de la selva", no, hablo de "La Sirenita", "La bella y la bestia", "Aladdin", "El rey león", punto álgido de aquella etapa y dicho sea de paso, para el que esto suscribe, el film de animación más sobrevalorado de la década, "Pocahontas", "El jorobado de Notre Damme", "Hercules", "Mulan" y "Tarzan"... Hasta aquí sus años de fortuna y gloria indiscutible. Después vendría "Fantasía 2.000", "Dinosaurio", "El emperador y sus locuras" (film infravalorado donde los haya), "Atlantis", "Lio & Stich, "Hermano oso" y "Zafarrancho en el rancho", una película con el dudoso honor de ser el ultimo largometraje de Disney en animación tradicional que desembarcó en los cines de todo el mundo.

Fue por 1995, cuando la Disney empezó a perder el norte y se embarco en la arriesgadísima "Pocahontas", cuando hizo acto de presencia "Toy Story", la película que cambiaría el curso de las cosas, desde entonces, nada fue igual. A esta le siguieron "Bichos", "Toy Story 2", "Monster Inc.", "Buscando a Nemo", "Los increíbles", "Cars", "Ratatouille" y ahora "Wall-e", como se puede comprobar, un desconcertante encadenamiento de largometrajes, cada cual mejor que el anterior que hace pensar si no tendrá Pixar un pacto con el diablo. Aunque desde luego, detrás de todo esto hay, fundamentalmente un nombre, John Lasseter, existe también una realidad incontestable que tarde o temprano se pondrá de manifiesto, es el celebérrimo círculo de la vida. La naturaleza cíclica de las cosas, y la realidad innegable de que un día, más tarde o más temprano, Pixar tendrá que empezar a desinflarse.

No hay que entristecerse, por fortuna, siempre nos quedará el DVD y el revisionado de sus mejores películas (yo la verdad es que no se con cual quedarme aunque descartaría asi de entrada, "Toy Story 2" y "Cars", que me dijeron poca cosa). Y la previsión de Pixar, no es, desde luego, a la baja. Por ahí llega "1906", un arriesgadísimo film (será el "Pocahontas" de Pixar) que además es de acción real y que dirigirá Brad Bird ("Los increíbles" y "Ratatouille") sobre el gran terremoto que asoló San Francisco a principios del siglo XX, también asoma por el horizonte "Up", una divertida historia de amistad entre un hombre mayor y un joven dirigida por Peter Docter ("Monstruos Inc."), como es el caso de "Toy Story 3", la personal franquicia de Pixar, y otro film de animación real previsto para el 2012, "John Carter of Mars", basado en un relato de Edgar Rice Burroughs que podría dirigir Andrew Staton ("Buscando a Nemo").

Como ven , vientos de cambio asoman por Pixar. Yo no digo nada...

5 comentarios:

Tigretón dijo...

El otro día en el C.I. ("unos conocidos grandes almacenes", como se suele decir) me llamó la atención un DVD con los mejores cortos de Pixar, y estuve tentado de llevármelo, para disfrute de la sobrinada y de mí mismo.

Recuerdo que "Toy Story" me encantó cuando fui a verla al "Rex", nada que ver con lo visto bajo sello Disney hasta entonces (aunque fuera indirectamente).

Lo que oí hace tiempo es que Pixar iba a dejar de hacer películas para Disney ¿Sabes si hay algo de cierto en eso?

Ramón Monedero dijo...

Bueno, ante todo en efecto, los cortos de Pixar son la caña de España. Yo tengo ese DVD del que hablas y es una maravilla además de un ejercicio ciertamente curioso.
En cuanto a lo de Pixar Disney, no se si te refieres a los "rocecillos" que mabos estudios tuvieron en determinada época.
El asunto era que en su día, haya por principio de los 90, cuando Pixar y Disney firmaron un acuerdo la fábrica del tío Walt no es que salioera ventajosa, es que era la reina de la fiesta. Creo que sólo le daba un 5 por ciento de los beneficios a Pixar y el resto, incluyendo el merchandaising y los derechos para hacer futuras secuelas era cosa de Disney y todo a cambio de la distribución mundial de sus pelis y no se que mas.
Obvaimente el asunto se tensó bastante y todo ocurrió mientras se estrenaba "Los increibles" y el mundo se postraba a los pies de Pixar. De hecho, por esa época, Disney, viendo venir la tormenta, hizo "Chiken Littel" para tantear como le iria la animación 3D a Disney sin Pixar. Mal..., o por lo menos, no tan bien.
"Cars" iba a ser la última película Pixar/Disney de modo que se sentaron a negociar otra vez y por el bien de Disney (que sin Pixar perdería un pellizco, muy, muy importante de sus ganacias), cedió.
Ahora no se cual es la naturaleza del nuevo acuerdo, lo que si se es que es nuevo, creo que hasta unos 5 años, y que con total seguridad, será bastante más ventajoso para Pixar, aunque seguro que Disney, tampoco pierde demasiado...

Antonio Rentero dijo...

Tigre, SAL CORRIENDO pal Cortinglés y pilla ese DVD!!!

A mí Pixar tb me tiene absolutamente enamorado, y es que por más que al principio pienses "bah, que rollo, una peli de coches... o de ratones... o de juguetes... o de..." nada, capullos, al final sales del cine entusiasmado, emocionado, pero emocionado de verdad, te hacen SENTIR EMOCIONES y son solo un puñado de ceros y unos... creo que vas a tener razón con lo del pacto satánico (que no Satanásico, que esa es otra).

El año de su estreno, para mi, la mejor película del año fue "Los Increíbles" (y encima con la voz de mi adorado Herrera Carlos, haciendo, como no, de engolado locutor). "Cars" me pareció deliciosa, las dos de "Toy Story" (hace un par de semanas volví a ver la 2) son prodigiosas, "Ratatouille" es divertidísima y ya solo por el momento final, cuando el crítico "malo" prueba el plato... BUFFFFF, hay miles de películas que entre todas juntas son incapaces de hacerte sentir ese torrente de sensaciones.

La verdad es que espero "Wall.E" con mucha ilusión pq todo lo que llevo viendo desde hace como dos años sobre ella me parece soberbio, la simbiosis perfecta entre la ternura de E.T. y la picardía y la peculiar forma de comunicación de R2D2, sin dejar pasar por alto, claro, la asunción de las emociones por parte de una máquina... Y EL INNEGABLE ASPECTO de Número 5 ("Cortocircuito").

SI a ello le sumamos la maestría del ingeniero de sonido Ben Burtt (alma mater de los sonidos de las pelis de "Star Wars") para conseguir que una serie de ruidos comuniquen y transmitan emoción... pues eso, éxito seguro.

Yo quiero YA un Wall.E...y por cierto, en un par de horas estaré viéndola :-) luego os cuento.

Indiana Jones dijo...

Cuenta, cuenta. Ardo en deseos. Yo espero, con insistencia categoricamente kantiana, ir a verla este finde. Ya popndré alguna entrada en el blog para estimular el debte.

Antonio Rentero dijo...

Pásate por mi blog, que le dedico la entrada de hoy, como no podía ser de otra manera.