martes, 23 de diciembre de 2008

Una "Australia", muy preparada


Hay ciertas películas que chirrían, que ya desde su concepción, empiezan a provocar cierta irritación inconsciente. Suelen ser películas que por lo general, son vendidas antes de que se filme un sólo plano, como el último grito en una historia épica con un horizonte vital muy, muy específico; la gala de los Oscar. Cuando una película supura semejantes efluvios de este tipo, el resultado suele ser desastroso o como mínimo, decepcionante.
Échenle un vistazo a la imagen de arriba. Preciosa, ¿verdad?. En realidad es demasiado preciosa, y ese es el problema. "Australia" (cuyos carteles publicatarios ya se pueden empezar a ver en las ciudades españolas), es la última paliza de casi tres horas que Hollywood nos tiene preparada con todo lujo de detalles. Con un presupuesto estimado de unos 130 millones de dólares (y seguramente será sin contar con gastos de publicidad), el film cuenta con el "apasionante " reencuentro (para algunos, para mi desde luego no), de Bazz Luhrmann y Nicole Kidman tras el exitazo (abuso del público diría yo) de "Moulin Rouge!" y a cuyo cocktail se le ha añadido otro condimento estrella, según no se que publicación, el hombre más sexy del mundo, Hugh Jackman. Un existo seguro pensarán, ¿no? Pues yo estoy casi seguro de que no.
Como decía, la película huele a demasiado preparada (insisto, observen de nuevo la foto), una sospecha que corrobora la presencia de la plastificada Nicole Kidman, una mujer con un cutis tan impecable que simple y llanamente, hace tiempo que dejé de creérmela como una mera ama de casa y mucho menos, como una dama colonial en los años previos a la independencia de Australia. Jackman probablemente sea de lo mejor de la película, porque el hombre si cuadra más como brutote vaquero de armas tomar, pero la Kidman, es que es así de sencillo, no me la creo donde la ponen, es eso, demasiado perfecta, demasiado preparada, como sospecho, "Australia".
Si a todo esto el añadimos la -indecente- presencia de un director como Bazz Luhramnn, apaga y vámonos. Si, ya se que los defensores de "Moulin Rouge!" deambulan por los lugares más impensables, lo que ha generado toda una tropa de -inexplicables- fans de sus -a mi modo de ver, discutibilísimas- películas, pero algo me dice que este "Australia" se va a quedar en agua de borrajas. Sólo hay que ojear las recaudaciones del film en su primer fin de semana en Estados Unidos, algo más de 14.800.000 de dólares. Mal asunto, mal asunto...

8 comentarios:

El chache dijo...

Yo no me considero un defensor aferrimo de Mouline Rouge, pero he de admitir que me gusto mucho.
No me apetece nada ver Australia, simplemente por que ese tipo de peliculas no me van. Asi que dudo mucho que me entere si la peli es muy buena o muy mala.
Un saludete

Tigretón dijo...

No sé porqué, pero creo que voy a preferir dentro de esta temática colonial "Un Horizonte Muy Lejano" a esta "Australia".

Y en cuanto a la foto que pone usted (y con todos los respetos al peliculón clásico que voy a nombrar) si quitas a los personajes y al caballico, y pones debajo de las ramas del árbol que asoma a una figura en sombra de una tal Escarlata O'Hara te sale casi una escena de "Lo que el Viento se llevó" (bueno sí, con algo más de atardecer, pero a mí me lo recuerda). Repito, mil perdones por la mención a esa película. Todo muy preparado, y ni punto de comparación con los clásicos. Esto me da a mí que será "ni chicha, ni limoná".

Antonio Rentero dijo...

Tampoco confundamos las cosas... algunos defendemos "Moulin Rouge" como lo que es, un trepidante torbellino multicolor, impostado y forzado... pero absolutamente mágico y delicioso... pero de ahí a defender acérrimamente a un director tan excesivo...

Argumento y duración me alejan terriblemente de acudir al cine a tragarme este mamotreto.

Ramón Monedero dijo...

Bueno, no vamos a abrir aquí otro frente de discusión sobre "Mouline Rouge porque mi buen amigo Antonio y yo, ya conversamos ampliamente sobre el tema y como suele ocurrir en estos casos, nos quedamos como estábamos.
En efecto Tigretón, la foto huele mucho a "Lo que el viento se llevó", una muestra más de su nada disimulada aspiración de película épica y melodramática donde las haya.

Athena dijo...

Paso de esta peli como pasé de "Cold Mountain". Ratifico todo lo dicho por don Ramón (lo que me he reído con lo de la paliza de tres horas, ja, ja, ja). A Nicole Kidman me la creí por última vez en "Eyes wide shut". Ahora me resulta insoportable.

Wunderk dijo...

Yo la veré seguro así que ya les contaré. Me gusta Jack Hughman, muy interesante, sí señor.
En cuanto a la Kidman a mí sí me gusta aunque le doy la razón a Athena que cada vez tiene una apariencia más artificial. En cierto modo me recuerda a los personajes de Meryl Streep y Goldie Hawn en La muerte os sienta tan bien.
Pero aún así no puedo dejar de pensar en lo bien que estaba la Kidman en películas como Dogville.

Wunderk dijo...

Bueno, bueno... pues ya le he visto.

Todavía tengo que procesarla y voy a ver si hago una entradilla pero... creo que así como recién salida del horno la veo algo pretenciosa e inconsistente. El ritmo del principio es muy típico Luhrmann. Luego la cosa cambia y es más Pearl Harbour.

Seguiré poniendo el huevo pero mientras decir que la película sólo merece la pena por ver a Hugh Jackman, digo a Jack Hughman.

Tanto él como la Kidman están muy en plan Mogambo, esto es, Gable y Kelly.

No creo que los australianos se sientan muy identificados con esta peli, la verdad.

Ramón Monedero dijo...

Por lo que dices Wunderk, no iba yo mal encaminado, no...