miércoles, 18 de junio de 2008

El conflicto árabe-israelí llega al cine


No es la primera vez, desde luego, pero tal vez si sea la primera vez que se ha puesto tanto empeño en que sea una visión justa y objetiva con ambas partes. El film, "Oh, Jerusalén" está basada en una novela del mismo título (que ha he ido a comprar, el teclado sigue escribiendo solo) escrita por Dominique Lapierre y Larry Collins. El proyecto, ha tardado en salir a la luz casi 40 años, porque según dicen, Lapierre quería que se respetara su, aseguran, imparcialidad al tratar el tema. Directores como Costas-Gavras (cualquier cosa menos imparcial; "Amen") o William Friedkin ("El exorcista". Ves?, a este me hubiera gustado a mi verlo dirigir la película) tantearon el proyecto, pero finalmente ha sido el francés Elie Chouraqui ("Las flores de Harrison") el encargado de trasladar a la pantalla grande la obra de Lapierre y Collins.

Según parece, "Oh, Jerusalén" es un tocho bastante importante de más de 750 páginas en donde se relata, insisto, aseguran, que de forma imparcial, la creación del estado de Israel y cómo aquel acontecimiento derivó a los más de 60 años de violencia que han salpicado la zona desde entonces. Quienes han leído el libro aseguran que llamarlo novela es casi un atrevimiento, y que se trata más de una exposición histórica novelada que un relato de ficción al uso. También aseguran que "Oh, Jerusalén" (el libro) hace gala de un escrupuloso conocimiento de los hechos y una exhaustiva exposición de datos. Y también se ha afirmado, que el libro de Lapierre y Collins, puede suponer una excelente forma de introducirse en el conflicto. Ahora bien....

Como siempre en estos casos, no todo el mundo comparte la misma opinión, sobretodo, en lo que se refiere a la hipotética imparcialidad de los hechos. Algunas voces han afirmado que "Oh, Jerusalén" pasa de puntillas por algunos de los episodios más escabrosos para los israelíes y que tiene a obviar determinadas cuestiones de vital importancia para la causa palestina.

De entrada, vale la pena recordar que el director que finalmente ha dirigido "Oh, Jerusalén" es judío. Y segundo, estar atentos al verdadero esfuerzo de síntesis que han debido de hacer sus guionistas que han dejado 750 páginas, insisto, 750 páginas, en 100 miserables minutos (ni siquiera alcanza las dos horas de duración).

Personalmente, la verdad es que dudo mucho que "Oh, Jerusalén" vaya a ser un modelo de honestidad aunque si tal vez, se aproxime algo más a la objetividad que otras producciones del estilo (que en cualquier caso, tampoco abundan). El conflicto árabe-israelí está demasiado enmarañado como para poder sintetizarlo en 100 minutos de película. Conocer esta guerra no declarada abanderada por la religión y que ha causado ya tantos muertos, sin duda, demasiados, que ha terminado por convertirse en una cuestión fundamental si se quiere saber el mundo en el que vivimos y hasta donde puede llegar a veces el cinismo del ser humano, las creencias y el fanatismo.

Yo soy de los que piensan que el cine, puede servir de introducción a un acontecimiento histórico, pero nunca de referente, porque la verdad es que "Oh, Jerusalén" no será mejor o peor película en función de si se ciñe más o menos a los hechos. En este caso sería más o menos honesta, objetiva.... "Oh, Jerusalén" será mejor o peor película si cuenta bien una historia y lo hace a través de medios cinematográficos -planificación, montaje, guión, música....- aunque ponga a caer de un burro a los palestinos o a los israelíes y si no, ahí está ese canto a la manipulación histórica que a la vez es una obra maestra del cine; "El nacimiento de una nación"

4 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Casualmente esta tarde en la siesta he visto casi todo "Munich" de Spielberg q la estaban poniendo en algun canal del Plus... que gusto da ver obras maestras, pardiez.

El libro este debe ser de los unicos de ese magnifico tandem que no este en la biblioteca familiar, husmearemos por Diego Marin a ver si lo tienen y caeremos en sus redes. Como se que eres un gran aficionado y casi una autoridad en la materia del conflicto arabe-israeli ya te pedire ampliacion de materiales ;-)

Lo malo es que, efectivamente, estas 750 paginas queden condensadas (y a ver como) en 100 minutos de metraje... esto se merece una mini-serie televisiva en la HBO o similar de al menos 2 temporadas de 12 capitulos...

Indiana Jones dijo...

En efecto, en todo caso, hay que admitirlo, el trailer tiene muy buena pinta:
http://www.youtube.com/watch?v=YLKLXW3qWkE

Antonio Rentero dijo...

Sí que tiene buena pinta, sí... los actores elegidos para represnetar a David Ben Gurion y Golda Meir guardan un asombroso parecido. Imagino que veremos tb al joven Ariel Sharon.

Volviendo a "Munich", era significativo en la secuencia del asalto anfibio en que algunos se disfrazan de mujer, cuando se encuantran los dos grupos, uno de los integrantes se presenta a otro (es el único al que se ve hacerlo) y se esrechan las manos mientras dice su nombre "Ehud Barak".

Nada menos que el 10º primer ministro de la historia del estado de Israel y en su trayectoria en el Ejército es el militar mas condecorado de la historia del pais.

Indiana Jones dijo...

Bueno, es que lo de "Munich" da para mucho, empezando por el hecho de que el director de "La lista de Schindler" se atreviera a mostrar el lado oscuro de los judios. Pero es que además la peli esta filmada con un pulso que me rio yo de Tarantino and company y desde luego, para un servidor, es una obra maestra que afortunadamente, carece de la bandera -completamente sobrante- de la Lista de Schindler. Para el recuerdo ese ariesgadísimo y valentísimo plano final en el que Spielberg, filma las torres gemelas, todavía en pie.