lunes, 3 de noviembre de 2008

Arnold, David Arnold.


Aquí donde lo veís, tan mono él con cara de enigmático, David Arnold es un cachondo. Tuve la oportunidad de conocerlo personalmente en Úbeda y hablar con él mientras me tomaba unas cañas en un acogedor "tablao" flamenco, mientras Bruce Boughton, John Debeny y Roque Baños entre otros, deambulaban por el recinto. Fue allí, hace ya más de un año donde Arnold me contó que había sido contratado para componer la BSO de "Las crónicas de Narnia 3", ¡bien!, tras las dos aburridas -correctas en todo caso- bandas sonoras de Harry Gregson Williams. También fue allí donde Arnold me aclaró mi sospecha de que él y Roland Emmerich ("Stargate") se habían mosqueado. David Arnold me dijo que no, que el actual compositor fetiche de Emmerich, Harald Kloser es alemán como él y un viejo conocido, que Arnold no se siente en absoluto despreciado y que de hecho, si algún día Roland Emmerich volviera a reclamarlo, Arnold lo haría encantado.

Debeny, que es un tipo encantado, Brougton, correcto y amable, Baños, simpático y murciano (con él entonamos un "Murcia que hermosa eres" que retumbó en todo el restaurante). John Powell, me duele mucho admitirlo (porque es un compositor cojonudo), pero resultó ser un tipo bastante frío, distante y un pelín seco, por no ser malo. Pero lo de Arnold, no tiene nombre. Te hacías una foto con el y cuando te dabas cuenta esta poniendo caretas, apareció por un Úbeda con una camiseta sin botones abierta hasta el pecho, le gustaba hablar con la gente y tuvo la valentía de dirigir un tema frente a una orquesta con una rosquilla en la mano... ¡Colosal!

Pues bien, este hombre ejemplar y compositor genial, vuelve a la primera plana de la actualidad musical gracias a la reciente edición de su último trabajo, como todos sabrán "Quantum of Solace". Recomendado por el mismísimo John Barry (el creador de ese sonido Bond tan característico), David Arnold ha conseguido reiventarlo y si no mejorarlo, si abordarlo desde una óptica nueva, moderna y muy efectiva. La orquesta de Arnold tiene un sonido propio, compacto, con fuerte presencia de cuerda y viento y un ritmo frenético que "Quantum of Solace" empapa todo el disco.

Tras esas verdaderas orgías de sintetizadores y orquesta en las que se habían convertido los trabajos de Arnold para el 007 de Pierce Brosnan, con el cambio de rumbo de la serie, Arnold también ha modificado sensiblemente su música. Menos sintetizadores, más orquesta pero no por ello, menos ritmo y acción. Llama la atención que el popular tema de James Bond no abunde en la partitura que nos ocupa, aunque el sonido Bond esté siempre presente. Acción trepidante, temas ciertamente espectaculares y en suma una BSO que no tiene ningún desperdicio y que confirma lo que ya sabíamos muchos, que David Arnold es uno de los mejores compositores del panorama actual, una especia de mezcla entre la densidad orquesta de Danny Elfman y las melodías de John Williams. Un sonido propio, con mucha fuerza y que todavía, tiene mucho que ofrecer.

14 comentarios:

Athena dijo...

Queremos una foto de usted con Arnold, David Arnold.

Ramón Monedero dijo...

La tengo, la tengo, pero no en mi poder. La solicitaré para contentar a la muchedumbre.

Tigretón dijo...

Je, je, pues efectivamente has puesto la entrada sobre David Arnold, sí señor, tal y como prometiste.

Y efectivamente como te comenté en el post anterior no hay un tema similar al clásico de James Bond, como ocurría en "Casino Royale", una pena, aunque lo he llegado a oír en el trailer (lo cual no quiere decir nada), pero no lo he encontrado en las pistas que hay en Internet.

Por cierto, algún día espero que me aclares Ramón, de quien es realmente el original "Tema de James Bond" de John Barry o de Monty Norman

Yo también ansío esa foto (en esto de los blogs hay cuentas pendientes, yo algún dibujo de mi infancia, athena los suyos, y Ramón: Su foto con David Arnold)
A ver si tengo tiempo y actualizo mi blog...

Ramón Monedero dijo...

Bueno, teniendo en cuenta que este blog lo leís cuatro personas, dos reivindicaciones, son ya una cifra consistente, de modo que contar con esa foto.
En cuanto al mito del tema de James Bond, yo recuerdo que alguien (que no se por qué creo recordar que era un tipo de peso) me contó que el celbérrimo tema de 007 fue cosa de John Barry, que por una cuestión de los prodcutores y de contrato, fue atribuido a Monty Norman.
Yo no obstante, quisiera reivindicar con todo mi entusiasmo un tema que David Arnold compuso pata "Casino Royale". Como sabreís, aquella película era una especie de prólogo de James Bond es decir, como James Bond se convirtió en James Bond. Musicalmente se decidió no emplear el famosísimo tema de Bond hasta el final, cuando Bond ya es Bond con todas las palabras. Por tanto, en sustitución de un leit motiv que cohesionara todo el film Arnold compuso una especia de tema pre-bond, un tema con todas las constantes de 007, que sonaba muy similar pero que sin duda alguna, era otra cosa. Creo que es la pista 4 de la BSO de "Casino Royale" es un tema, simplemente, sublime, magistral.

Wunderk dijo...

Estoy deseando ver "Quantum of Solace". Se me hacen los días muy largos...

Ramón Monedero dijo...

21 de noviembre wunderk, a mi..., maldita sea..., me va a pillar saliendo para Londres, que tampoco es una cuestión por la que quejarse demasiado, pero bueno... De todas formas, yo recomendaría prudencia, mucha prudencia...

Athena dijo...

Hey, Tigre, que yo ya me mojé, ¿eh? A ver para cuándo es lo suyo...

Ramón Monedero dijo...

Athena..., no lo pillo...

Athena dijo...

Don Ramón: le digo a Tigretón que ponga un dibujo suyo en su blog. Yo ya lo hice y el dice que es algo que tengo pendiente. Pero el que nos lo debe es él. Y usted la foto.

Ramón Monedero dijo...

Ah vale, ya lo pillé. Graccie.

Antonio Rentero dijo...

A mi el amigo Arnold me ganó para siempre jamás con el tema "Backseat driver" creo que de "Goldeneye"... absolutamente sublime la forma de enlazar el clasicismo del leitmotiv bondiano con la nueva música electrónica, y ya lo que hace ahra de engrandecerlo como solo la música sinfónica es capaz me hace subir los midiclorianos.

Mi música favorita para ir en la moto, junto a los temas clásicos de rock tipo "Born to be wild" y las BSO de "El Señor de los Anillos", ideales para cuando se atraviesen parajes de montaña, son las piezas de D. Arnold... eso si, corre uno el peligro de querer echar de la carretera algún camión, esquivar los vehículos que vienen por el carril contrario... y al final siempre echas de menos que Q no te haya instalado unos misiles Stinger en el vehículo :-(

Ramón Monedero dijo...

Bueno, voy a pasar por alto esa comparación que me has hecho de puntillas entre Arnold y Shore porque en el fondo se que eres un fan impertérrito de "El señor de los anillos" y hay que cosas que no se pueden evitar.
En cuanto al tema que hablas de Arnold no se de que BSO es, pero de "Goldeneye" seguro que no, porque aquella la compuso un incomprensible Eric Serra, que casi se carga décadas de música con una sola partitura. David Arnold se unió a la serie a partir de "El mañana nunca muere", la segunda de Brosnana.
Por lo demás, te doy toda la razón. Yo cuando escucho a ARnol (ya sea en el coche o en mi casa) me entran ganas de ponerme a 520, echar a algun cohce de la carretera, o comenzar a tirarme platos a la cabeza y escibarlos entre volteletas, si..., pero también me gusta escudriñarlo y dejarme empapar por su frenético ritmo, sus matices, sus melodias de fondo, sus intrumentos. Toda una gozada amigo Antonio, toda una gozada...

Antonio Rentero dijo...

Ramon, no es comparacion, es que cada tipo de musica tiene su atmosfera y cumple su funcion.

Me habre confundido, evidentemente, con la BSO, era la musica que sonaba de fondo en la persecucion a bordo del BMW 750 por el parking, con Bond tirado en el asiento de atras ("Backseat driver" significa literalmente "conductor desde el asiento trasero") conduciendo el coche en plan control remoto desde un movil Nokia pseudo Communicator.

La escena concluye con el BMW saltando desde la azotea del parking, cruzando la calle y entrando por la fachada de un concesionario de Avis, donde Bond devuelve elegantemente el coche, como no podia ser de otra manera.

Ramón Monedero dijo...

Esa escena es, efectivamente de "El mañana nunca muere", de, efectivamente, David Arnold. Según tengo entendido, ese tema lo compuso Arnold con el grupo Moby (que compone una curiosa variación "techno" en la BSO de la peli), pero es que además, parece que Arnold le estaba dando vueltas a un tema así hacía ya tiempo y no sabìa donde colocarlo hasta que vino la escenita de James Bond y el BMW. En todo caso, en efecto, un tema peligrosísimo para conducir. Por cierto, has escuchado "Speed"? Otra BSO que se las trae a la hora de conducir...