viernes, 31 de octubre de 2008

Quantum of Solace


Hoy es viernes, glorioso día de estreno. El asunto, al menos en Murcia, anda bastante discretillo esta semana. Nos llega, por un lado "Sólo quiero caminar", la última película de Agustín Díaz Yanes después de haber filmado ese pestiño insoportable que atiende al nombre de "Alatriste" por lo que ganas, ganas, lo que se dicen ganas de verla, tengo más bien pocas y eso que la película parece que regresa a los -magníficos- orígenes de Díaz Yanes con "Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto". De lo demás..., pues eso, nueva imbecilidad de sub-cine de soplapolleces con "Disaster Movie", tontería más o menos simpatiquilla al servicio de Will Ferrer con "Hermanos por pelotas", superproducción americana camuflada de co-producción asiática dirigida por Roger Spottiswoode ("El mañana nunca muere"), con el exótico título de "Los niños de Hang Shi", que tiene pinta, antes de su estreno, de ser un film con insuflas de Oscar que se ha desinflado antes de estrenarse y esta si, "La boda de Rachel", el esperado regreso de Jonathan Demme ("El silencio de los corderos") con un film de corte independiente una vez ha admitido públicamente, su desinterés por las grandes producciones de Hollywood.

Pero hoy, en buena parte del mundo, también se estrena otro film que ya está dando mucho de que hablar, "Quantum of Solace" (que por lo visto nadie se ha atrevido a traducir y que tiene toda la pinta, termine estrenándose con su título en inglés), como todos los que no hayan estado estos últimos meses en Marte sabrán, la última aventura de James Bond. Y es que, cada vez que se estrena un nuevo film de 007, los comentarios previos suelen ser similares, que si el actor que en ese momento encarné a Bond lleva camino de convertirse en el mejor Bond de la serie, que si el personaje es más humanizado, que si todo esto se ha hecho sin obviar persecuciones y espectaculares escenas de acción, que si la chica Bond esto y aquello, en fin...

Por lo visto "Quantum of Solace" no es una excepción y aquí están las, más que rumores, afirmaciones de que si, de que este Bond es otra cosa. Desde luego, de entrada, hay una novedad significativa y es que esta película es una continuación dramática de la anterior "Casino Royale". Como sabrán, las películas de 007 rara vez tienen conexiones entre si, tratándose de episodios aislados con escasa conexiones, pero aquí no, aquí se trata de hecho de la venganza a sangre fría que Bond llevará a cabo tras la muerte de su amada en "Casino Royale". Así las cosas, se ha insistido también mucho últimamente en que en esta ocasión, el personaje de Bond será mucho más ambiguo, más abstracto, hasta el extremo de que uno nunca tiene del todo claro si está ante un héroe o un villano. Interesante, no cabe duda.

Para orquesta semejante propuesta está el director Marc Foster, un hombre muy bien considerado en general pero que a un servidor, le gusta más bien poco. No me gusta como filma y aunque sus historias son ciertamente interesantes o como mínimo, prometedoras, me parece un cineasta bastante descafeinado para lo que se ha venido diciendo de él últimamente. De lo que no cabe ninguna duda desde luego, es que se trata de una propuesta insólita. Por lo general, los directores que se han enfrentado a un Bond han sido cineastas forjados en el cine de acción y suspense y a grandes rasgos, gente sin demasiadas inquietudes dispuesta a venderse al mejor postor por un vaso etrusco. Pero con Foster el asunto es distinto. El director de "Más extraño que la ficción" asegura que no le interesan este tipo de películas y que accedió a dirigir "Quantum of Solace" porque el personaje de Bond presentaba matices muy interesantes para un director como él. De modo que dada esta combinación, a lo mejor es verdad, y en esta ocasión nos encontramos con un Bond decididamente distinto.

Pese a todo, tanto Foster como el propio Daniel Craig han insistido, que nadie se asuste, que Bond seguirá teniendo chica (la bellísima ucraniana Olga Kurylenko) y habrán escenas de acción suficientes como para que todos estén contentos. A mi, lo que más preocupa de un Bond no es tanto si el personaje es más o menos humanos, más o menos ambiguo, más o menos romántico, lo que a mi preocupa es que los responsables de 007 hagan por fin, una película redonda. Por lo general, una triste -aunque no dramática- característica de las películas de James Bond es su -al parecer- inevitable vaivén de ritmo. Siempre llega un momento en el que flojean, siempre hay saltos de interés, parece que la cosa, no hay forma de redondearla. Sólo voy a poner un ejemplo y además, bastante gráfico. La última media hora de "Casino Royale" es un pegote injusto para un film que andaba ciertamente equilibrado. A ver si ahora con Foster, el asunto, se iguala un poco más.

14 comentarios:

Tigretón dijo...

Pues si no recuerdo mal será la primera película de la serie con título en inglés, y mira que las ha habido con títulos enrevesados: "El mañana nunca muere", incluso "Nunca Digas Nunca Jamás" (si se la considera dentro de la misma, ya que fue un filme un tanto al margen de la serie)

Ya me cachondeé en el blog de mi tocayo Rentero con lo de que suena a "Cuánto Sol Hace", lo cual si en Murcia hacia el tiempo que hasta hace dos días era muy lógico, y parece que el título es una expresión complicadilla de traducir, algo así como "Una dosis, algo, de consuelo" (también me cachondeé y dije que podía ser "Un poquito de por favor", ya puestos)

Bueno, en fin, la "prota" femenina me encanta, como no podía ser menos. Ahora bien, el que no es "santo de mi devoción" es Daniel Craig. Lo siento, pero no me gusta que digan que es el mejor Bond, que está por encima de Sean Connery, porque para mí Bond es y será Sean Connery, siempre.

Por otra parte, el cine de hoy está lleno de personajes que se tratan de humanizar (caso de Batman). En el caso de 007 se pone como ejemplo de esa humanización el caso de la relación con Vesper (Eva Green) de "Casino Royale".

Lo cierto es que la serie estaba en un tono muy bajo en las últimas de Pierce Brosnan, y tal vez el "giro" ha salvado al personaje.

Continúa en este "Quantum..." David Arnold al frente de la Banda Sonora, lo cual es una garantía (gran trabajo en Casino Royale). Una lástima que a travé de la Red no haya podido escuchar aún ninguna muestra de alguno de los temas, estoy en ello (están en Youtube), aunque hecho en falta el tema de James Bond, o similar (tal y como hizo en Casino Royale con "Name’s Bond…James Bond"

Wunderk dijo...

A mí me gusta el "prota" masculino, claro. Veo muy interesante a Daniel Craig.

Está claro que el mejor será siempre Sean Connery.

Y el que más humanizó a Bond yo creo que fue Timothy Dalton. No me acuerdo de la peli, seguro que ustedes sí se acuerdan, pero era una en la que T. Dalton se tomaba la venganza por su cuenta.

Pero de tal forma que ya no parecía James Bond. That was the problem. En "Casino Royale" pasaba algo parecido.

¿Se acuerdan de la película que digo?

Athena dijo...

Wunderk, cómo se le nota su preferencia por Timothy Dalton... ¿no tendrá algo que ver un tal Edward Rochester? Je, je.

supersalvajuan dijo...

Aire fresco dentro del hedor.

Wunderk dijo...

He buceado un poco por la red... para no basarme sólo en recuerdos.

Timothy Dalton hizo Alta Tensión (The Living Daylights, 1987. Buena canción de los A-ha, aunque parece que iban de sobrados y cayeron mal a los productores-eso viene de mis recuerdos) y Licencia para matar de 1989, que es a la que yo me refería.

He dicho que humanizaba a Bond y porque por eso parecía el menos Bond, pero según dicen por ahí, supongo que fans, sería el Bond que más se acerca a las novelas de Fleming.

Y bueno, mi amor por Timothy Dalton, of course, Athena, tiene muchísimo que ver con un tal Edward Rochester... je, je.

Ramón Monedero dijo...

Tigretón: Bueno, en realidad películas como "Gondfinger" o "Goldeneye" ya se estrenaron con sus títulos originales, pero si, sería el primer Bond que se estrena porque nadie es capaz de adaptar el título al castella (Y si, ya se que Rentero tenía por ahí una propuesta interesante).
En cuanto a Daniel Crag, yo tengo que admitir que me gusta y mucho. Encaja a la perfección con ese perfil de tipo duro sin escrúpulos que se quiere ofrecer ahora con este nuevo Bond. Personalmente, creo que la imagen de Sean Connery está un pelín sobrevalorada (pero que no salga de aquí).
En cuanto al tema de humanizar, es cierto que últimamente se tiende a humanizarlo todo, un recurso que no creas, se puede convertir en un arma de dobe filo (si se humanizan demasiado las cosas, los mitos y los héroes pueden perde su misterio).
En cuanto al tono de Bond en la era Brosnan, bueno..., era otra cosa. Las pelis de Pierce Brosnan le estaba dando al personaje un tono más fantástico, más disparatado, muy desenfadado y completamente fato de prejuicios. A mi me gustó bastante la última de Brosnan, porque me parecía una auténtica locura de película. Ahora con Craig, sus responsables han puesto un poco más los pies en la tierra y han decidido cambiar de rumbo. No se si mejor o peor, simplemente, otro rumbo.
En cuanto a David Arnold, tenía una entrada prevista para hoy sobre el tema. A ver si encuentro un hueco...
Wunderk, ante todo, bienvenida por estos suburbios. Y darte la razón y sumarme a tu sentir por Timothy Dalton. Yo también soy de los que piensa que Dalton hizó una carcaterización formidable pero tuvo la mala fortuna de pillar la serie un poco perdida y terminó participando en películas un poco flojas en su conjunto. De todos modos, yo reivnidico a Dalton como un más que notable Bond.
Supersalvajuan: entiendo que es un piropo eso que dices. En ese caso. Gracias.

Tigretón dijo...

Bien puntualizado: Goldfinger se estrenó con su título original pero es que el personaje que da título a la película se apellida así, y los apellidos no se traducen (salvo el caso de algunos nacionalistas), aunque creo que en Sudamérica se la traduce como "Dedos de Oro", inolvidable película, inolvidables villanos, buena trama y gran tema central con la canción de Shirley Bassey

Y en cuanto a Goldeneye, pues claro (para mí la que más me gusta de las de Brosnan, tal vez por las novedades), aunque tampoco se podía traducir porque es un aparato sofisticado... ¿Ojo dorado?

Bueno, y puestos a reivindicar otros Bonds yo creo que el pobre George Lazemby tampoco estuvo tan mal, y además fue el único que se casó.

Ramón Monedero dijo...

Yo reivindico a Timothy Dalton, pero a George Lazemby, francamente, no... además le tocó interpretar un Bond demasiado apegado a la moda de los 60 y por momentos, resultaba ridículo con esas chorreras. Es cierto que esa peli, como film de acción y aventuras está muy bien (el final es apasionante) pero George Lazemby como Bond..., no me casa.
En cuanto a los films de Brosnan. Goldeneye está muy bien es verdad, pero yo, puestos a elegir me quedo con "Muere otro día", la última. Me parece la más disparatada, la más hilarante, la más divertida e intrascendental lo que viene a ser algo así como un cenit de lo que al fin y al cabo, fue la etapa Brosnan.

Antonio Rentero dijo...

Wunderk, la peli que dices en la que T. Dalton se toma la venganza por su mano no es "Living daylights" sino "License to kill", de ahí el nombre, pq al principio le es revocada la licencia doble cero y tiene que salir por piernas.

A mí Dalton es el Bond q menos me gusta. D. Craig, en cambio, me gusta mucho, pese a que algunos (mi querido Nostromo) le tachen de estibador portuario :-) me convenció de su capacidad al ver "Layer cake", que os recomiendo, además en visionado maratoniano con "Lock & stock" y "Snatch, cerdos y diamantes" y la nueva de Guy Richie "Rockanrolla".

Sobre el título, la traducción másm literal de "Quantum of solace" sería "Cuánto (referido a medida de física, es la unidad mínima mensurable de algo) de consuelo", con lo que una traducción al español adecuada podría ser "Consuelo mínimo" o "El menor de los consuelos".

Si lo dejan como "Quantum of solace" habrá quien en Murcia, si la estrenan en verano, diga "Vaya torre".

Tigretón dijo...

Timothy Dalton tampoco es otro santo de mi devoción dentro de los altares "Bondianos", eso sí la canción de A-ha es muy buena en The Living... (a ver si un día dedico en mi blog a hacer un repaso de la saga cinematográfica de 007, dado que ha sido una de mis favoritas)

Aunque no sé si lo prefiero a Craig (a mí también me parece un estibador portuario o un popeye con exceso de hormonas) o a Dalton, es cierto lo que se dice que fue un bajón de la serie la prueba es el tiempo que transcurrió hasta Goldeneye

Fuera del papel de 007, no me disgusta tanto, quizás es que me cueste encasillarlo; y aparte de las películas citadas no hay que olvidar "Munich", a mi parecer estaba bastante bien

Por cierto otro título en inglés "MOONRAKER", no me acordaba (con aquella odisea espacial, en pleno apogeo de trasbordadores)

Wunderk dijo...

"The living daylights" de los A-Ha era muy buena, sí, pero también "A view to a kill" de Duran Duran. Todavía recuerdo el videoclip en la torre Eiffel, era muy bueno, con Simon le Bon diciendo al final "I´m Bond, Simon le Bond", entonces terminaba la canción y se supone que estallaba la torre... en una postal.

Ramón Monedero dijo...

Yo no se tu Tigretón, pero a mi el cuerpo musculoso de Daniel Craig lo que me produce es envidia, que quieres que te diga. Es poco bestia si, pero como asesino frio que es por donde está tirando ahora la serie si me parece que encaja muy bien. En cuanto aDalton, fue una pena que se encargará de interpretar a Bond en su momento menos interesante.
En cuanto a las canciones, yo la verdad es que prefiero las clásicas. De las modernas me quedo sobre todas las cosas con "Tomorrow Never Day", pero no la canción que finalmente sale en los créditos del principio, sino la que sale al final.
El tema del final de "El mañana nunca muere" fue la propuesta de David ARnold para la canción de la peli pero los prodcutores (insensatos ellos) la rechazaron en veneficio del temilla de Sheryl Crow... Si teneñis ocasión comparar y me contais...
No comment.

Antonio Rentero dijo...

A mi la canción de la Crow me gusta mucho, me parece un tema cargado de melancolía pero sin dejar de estar acompañado de unos toques orquestales grandiosos...

Además, que en esa peli salía mi moto BMW!!!!

Ramón Monedero dijo...

Tu vuelve a escuchar el tema de Arnold al final de la peli y luego me cuentas...