lunes, 18 de mayo de 2009

"Camino" de Javier Fesser


No había visto yo "Camino", ganadora indiscutible de los últimos premios Goya e inesperado golpe de timón de su director madrileño Javier Fesser. Y ya no sólo porque Fesser se haya metido de lleno al cine digamos serio tras cosechar sendos éxitos con "El milagro de P Tinto" y "La gran aventura de Mortadelo y Filemón", sino por haberlo hecho con una historia ciertamente compleja y sumamente peliaguda. Es cierto, no que "Camino" no es más que una nueva apuesta de ese sector de la industria del cine español, laica y bastante reaccionaria, y también es verdad que Fesser propone "Camino" tirando del extremo del catolicismo (el Opus Dei) y que su neutralidad ante lo que está sucediendo es bastante inexistente. O dicho de otro modo, Fesser, si bien no ataca al Opus Dei y de paso, a la religión católica, si que lo pone en evidencia, sobre todo en ese final concebido con bastante mala uva en el que la niña Camino parece divagar una serie de palabras relacionadas con sus inquietudes infantiles y que los allí presentes interpretan como la manifestación de la mismísima divinidad. Vaya por delante, y que esto quede bien claro, que no quiero criticar la posición ideológica de "Camino", tan respetable como cualquier otra, sólo llamo la atención sobre el hecho de que la propuesta de Fesser es la fácil ante una industria cinematográfica como la española, razón por la cual, ha sido un film tan aplaudido entre sus compañeros de profesión.
Pero bueno, dicho esto, y esté uno o no de acuerdo con lo expuesto en "Camino", lo cierto es que el film de Fesser es una película impecable, es coherente, es imaginativa y sabe muy bien como jugar con los elementos que tiene sobre la mesa. Llama poderosamente la atención comprobar como Fesser abordar escenas tan terribles como la propia muerte de Camino (que es el nombre de la niña protagonista, una formidable -porque resulta que Fesser también es un notable director de actores- y guapísima Nerea Camacho -en la imagen-) sin titubeos y con mano firme. Escenas complicadísimas de rodar que son montadas por el propio Fesser con concisa precisión. También llama muchísimo la atención como Fesser combina su habitual imaginario visual de imágenes fantásticas con la sórdida realidad que azota a la pobre niña protagonista. Los paseos de Camino detrás de un pequeño ratoncito, su visita a una idílica playa o sus conversaciones con un simpático enano que parece sacado de "Alicia en el país de la maravillas", no desentonan, y esto es algo muy complicado, con el resto del relato, frío, real, terrible.
"Camino", en este sentido me parece un film formidable, porque no deja de ser un drama serio pero que también contiene un formidable atractivo visual (independientemente de los vistosos efectos especiales, algunos planos de la película son ciertamente demoledores, como es plano final fimado en super-8...) y formal, de modo que "Camino" sin dejar de ser un drama intimista, resulta tremendamente atractivo desde un punto de vista visual. "Camino" es por tanto un ejemplo perfecto de vender al público historias serias e intimistas ofreciéndole además un atractivo visual adicional que en esta ocasión, Fesser logra casar con envidiable efectividad.
Yo en su día, cuando nadie me escuchaba, solía decir que pese a las irregularidades de "P Tinto" y sobre todo de "La gran aventura de Mortadelo y Filemón", Javier Fesser era el director español más atractivo de la cinematografía nacional. Un poco como Tim Burton, Fesser dispone de un aparataje visual ciertamente excelso, repletos de referencias y de matices, significados y significantes y además, resulta ser uno de los narradores más perspicaces y maduros del actual cine, algo que ya demostró desde su primera película. Por que..., ¿qué puede haber más complicado que dotar de coherencia a un desaguisado dramático como "P Tinto?
En este sentido "Camino" me parece hasta la fecha la mejor película de Fesser y un primer paso hacia la plena madurez. Yo sólo espero que el éxito de su salto al cine serio no le haya hecho olvidar sus orígenes en el costumbrismo español inspirado en los cortos de la Warner porque Fesser, todo parece indicar, tiene aún grandes películas que ofrecernos, igual de serias que "Camino", pero tal vez, algo menos maniquea, pero también tan hilarantes como "P Tinto", pero menos despilfarrada y más sólida.

6 comentarios:

Tomás Serrano dijo...

No sé. No he visto "Camino" y no es que me apetezca mucho verla. La de P. Tinto sí la vi: me pareció muy mala, sin gracia. La de "Mortadelo" la dejé de ver cuando apareció Rompetechos, la gota que colmó el vaso. Una película insoportable y, por supuesto, sin un mínimo atisbo de sonrisa.

Ramón Monedero dijo...

Bueno..., planteado así, desde luego, "Camino" te va a sorprender. A mi Mortadelo tampoco me gustó y lo que es más, me dolió, porque yo soy una fan de los comics, en cuanto a P Tinto, bueno.., a mi si me gustó pero entiendo que es un cine muy particular que no a todos debe gustar.

David Kow dijo...

pues a mí sí que me gusta tanto "Mortadelo" como "P.Tinto" y no creo que sea fácil describirlas como buenas o malas. Son difíciles ya que o entras en su juego (humor) o te quedas fuera. Sín embargo "Camino" me parece que es lo más cerca que ha estado Fesser de hacer una gran película. Sus primera hora roza la excelencia, es desgarradora, emocionante...pero su última hora, madre mía, desvaría mucho, se centra en el apartado de la crítica al Opus Dei y se repite en demasía. Es mucho más interesante el drama de la niña cuando le hacen todo tipo de pruebas (aterradoras) que cuando está combaleciente.
Y qué decir de la gran interpretación de Mariano Benancio, conmovedora. En fín una gran película con sus (grandes)fallos como exceso de metraje, excesivo discurso anti-clerical (no lo digo por se r católico, sino por que se le vé el plumero demasiadas veces. Con una o dos hubiera bastado) y alguna salida excesiva de drama (la muerte del padre). Aún asi le dá una gran patada al 90% del cine español.

Ramón Monedero dijo...

En efecto David, tu lo has dicho, se le ve el plumero y si, tal vez sea un poco maniquea, pero tamb ien si, es un golazo al resto del cine español, un paso adelante de Fesser y un film muy cercano a una gran película.

El chache dijo...

Menudo regalo nos hizo Fresser con esta pelicula.
Joder, que maravilla.
A mi tampoco me gusto La gran aventura de Mortadelo y Filemon.
Y eso que el principio prometia.
Pero es que Fresser ahi metio demasiado de su humor, que no pega con el tipico humor del maestro Ibañez, y ademas, ¿Por que dicen palabrotas?
Un saludete

Ramón Monedero dijo...

Eso de las palabratas Chache, decía Fesser que ¿qué creiamos nosotros que dicen Mortadelo y Filemón cuando en los bocadillos de las viñetas Ibañez dibujaba rayos, truenos y sapos?
Sin embargo, a mi tampoco me conveció. Yo sigo pensando que la mejor adaptación que han tenido Mortadelo y Filemón ha sido "El armario del tiempo" de Rafael Vara, donde en vez de tacos, morta y filmeón decian cosas como "medrugo retrasado", "percebe microcéfalo", etc...
Yo si creo que el humor costumbrista de Fesser casará con el del Ibañez, pero se paso quizá tres pueblos y la guinda, pues eso, el lenguaje.
Además, traicionó el espíritu, primero del propio comic de "El sulfato atómico" y segundo, de la esencia del comic porque si separas a morta de filemón, ya la megia no fluye...