miércoles, 14 de enero de 2009

Wright & Pegg (...y Frost)


Simon Pegg (en la imagen con gorra), Edgar Wright (con pelo largo) y Nick Frost (con gafas), son tres amiguetes que conocieron en una popular serie de televisión británica, "Spaced", dirigida por Wright, escrita e interpretada por Pegg y con la intervención también del actor Nick Frost. Aquella sitcom tenía una particular añadidura, al contrario que las telecomedias al uso, filmadas con la cámara a la altura de los ojos y con un montaje extremadamente simple (plano general, medio y primer plano), en "Spaced" su director Edgar Wright la rodó forzando las angulaciones y el montaje, imitando y parodiando determinados recursos propios del cine de terror y ciencia ficción. "Spaced", aunque sólo duró dos temporadas (de siete capítulos cada una), caló muy hondo entre los aficionados al género. Aquello les allanó el terreno, principalmente a Pegg y a Wright para poner en marcha su primer largometraje para la gran pantalla, "Shaun of the Dead" (2004), retitulada en nuestro país con el discutible título de "Zombie Party". "Shaun of the Dead" era una parodia de los films de muertos vivientes pero completamente alejada de idioteces tipo "Scary Movie". Hace desde el respeto y la admiración, fundamentalmente a George A. Romero (director de "La noche de los muertos vivientes" y secuelas), el film de Wright conseguía un particular equilibrio entre humor y sangre.
Ya sólo su título es toda una declaración de principios, "Shaun of the Dead" -Shaun es el nombre del protagonista- es una parodia del título original de "Zombi" de Romero, secuela de "La noche de los muertos vivientes", titulada "Dawn of the Dead", es decir, "El amanecer de los muertos". El film está rodado con inusitada seriedad formal y se toma su tiempo para ir entrando en materia. No tiene prisa por mostrar sangre, que la muestra, tiene gags ciertamente antológicos y su combinación humor/horror está muy bien conseguido tanto, que sorprende la inclusión de determinados momentos sangrientos y con ciertos chistes, amén del dramatismo, nada gracioso, de determinadas escenas.
Cuentan que cuando "Zombi Party" estuvo terminada, Wright y Pegg localizaron a George A. Romero y le enviaron una copia de la película, para de algún modo, obtener su visto bueno, aunque fuera simbólico. Lo obtuvieron. El film gustó mucho por los festivales por los que pasó, y se llevó un buen puñado de premios, tanto en festivales de cine de terror como en los dedicados al humor y al cine independiente. A efectos prácticos, "Shaun of the Dead" tenía cabida en todos ellos. Sin embargo, la película no tuvo tanta suerte en su distribución, al menos aquí en España. Aunque "Shaun of the Dead" fue distribuida por medio mundo por Universal, para España la compró una pequeña y joven distribuidora española llamada "Premiun Cine" que ahogó el film a muy pocas salas de exhibición. Lo curioso del caso es que las buenas críticas de "Shaun of the Dead" seguían llegando a España y muchos nos preguntábamos dónde narices estaba esa película. En realidad no hubo que esperar mucho, en pocos meses el film de Wright llegó a los videoclubs españoles, mercado en el que realmente la película, pudo ser vista.
En 2007 llegaría a las pantallas de todo el mundo, está vez si, con una digna distribución (Universal) el segundo largometraje de este trio de terroristas cinematográficos; "Hot Fuzz", traducida al castellano como "Arma fatal". En esta ocasión, el género a parodiar es el de las parejas de policías, lo que en Estados Unidos llaman body movies. Pegg y Frost son los dos policías en cuestión, uno, Pegg, el aguerrido, valiente e inauditamente eficaz, tanto, que su departamento de policía monta una fiesta cuando fuerzan su traslado a una -aparentemente- apacible campiña inglesa. El otro, Frost, es el inutil, el cervecero, el policía pueblerino que no ha pegado un tiro en su vida. Ambos, como no podía ser de otro modo, se verán envueltos en una turbulenta trama de asesinatos, eso si, bastante sangrientos, algunos de hecho, descabelladamente sangrientos.
En esta ocasión, quizá al conjunto le falte la admiración y pleitesía que "Shaun of the Dead" tenía por un autor en concreto. Aquí, en "Arma fatal" las referencias son múltiples y el resultado, tal vez, algo más desdibujado. En todo caso, la propuesta tiene su encanto. El film está hecho casi, casi, por el mismo equipo y actores que "Sahun of the Dead" (salvo su BSO, compuesta en esta ocasión, por otro ilustre inglés, David Arnold), tiene el mismo humor inesperado a veces, disparatado otras, impensable en ocasiones... En general el film mantiene el tipo y no desmerece en absoluto los aciertos de su anterior película.
En los últimos meses, sobre todo Wright y Pegg han comenzado a volar separados aunque siempre, manteniendo el contacto. Pegg, lleva tiempo dejándose ver como secundario en películas como "Mission:Impossible III", la inminente y renovada entrega de "Star Trek" y parece que podría intervenir también en el "Tintin" que está preparando Steven Spielberg. Además Pegg también ha escrito otros guiones, como el de "Corredor de fondo", película que también protagonizó y dirigida por David Schwimmer (el actor que interpretó a Ross en "Friends") y que le valió no pocos elogios a Pegg. Por su parte, Edgar Wright se encuentra preparando estos meses la película "Scott Pilgrim vs. the World", una disparatada historia sin Pegg, de un joven novio que debe defender a su querida novia de sus ex, el film de terror "Them", la adaptación del comic "Ant-Man" (el hombre hormiga, atención, de Stan Lee, el padre de Spiderman) y, prepárense, "El fin del mundo", así, sin más, esta vez si, con un guión que ya está escrito a cuatro manos entre Wright y Pegg. Al parecer, la película será del estilo de "Shaun of the Dead" y "Hot Fuzz", es decir, una parodía sobre las películas apocalípticas y que según creadores cierra la denominada trilogía del corneto porque tanto en "Shaun of the Dead" como en "Hot Fuzz", aunque ambas tramas no tengan absolutamente nada que ver, Simon Pegg y Nick Frost terminan en un momento u otro, tomándose un corneto, un helado.
En suma, ingenio y humor en una pareja a tener en cuenta. Hay talento ahí dentro, de modo que sólo cabe esperar que no se dejen liar por los siempre espinosos tentáculos de Hollywood, expertos en aletargar ingenios y hundir a futuras promesas. Suerte pues...

4 comentarios:

El chache dijo...

Como molan estos tios.
Como molan las pelis que hacen.
Un saludete

Ramón Monedero dijo...

Si que molan si, ya me froto las manos con la de "el fin del mundo". Eso puede ser cosa fina.
Saludillos.

David Kow dijo...

acabo de descubrir tu blog a través del de Tomás Fernandez Valentí, que es, para mí, el crítico de cine más lúcido e interesante del panorama español. La Sorpresa viene dada porque he dado con otro tanto o más elocuente que el anteriormente citado. Enhorabuena por tu blog...lo pienso seguir a diario.

Ramón Monedero dijo...

Un auténtico placer, la verdad es que cuando me dicen cosas así, me cuesta creer que sea de mi de quien estén hablando, en cualquier caso, gracias por tus palabras y bienvenido.
Por cierto, que yo también comparto buena parte de tu admiración por Tomás Fernandez Valentí.
Un saludo.