jueves, 26 de marzo de 2009

"Ágora" de Amenábar


Con Alejandro Amenábar me pasa un poco lo que con Quentin Tarantino, lo amé y después lo odié, aunque siempre ha sido un director que me ha interesado. Defiendo a capa y espada "Tesis" pese a sus irregularidades, defiendo también con ahínco "Abre los ojos", también pese a sus irregularidades, y detesto con bastante empeño "Los otros". Esto, me he dado cuenta yo últimamente, me pasa de un modo un poco visceral cuando una película me entusiasma y después le descubro el truco. Es decir, "Los otros" me gustó mucho, pero después revisé "Suspense" de Jack Clayton, volvía verl el film de Amenábar y entonces se me calló el mito. Se me calló el mito por dos razones, primero porque el film de Amenábar se revelaba una simplona disección al lado de la complejidad propuesta por Clayton y segundo, porque era una película muy tramposa que no jugaba con honestidad con el público ante el recordado twist final. Si, ya se que hay defensores apasionados del film de Amenábar pero éstos no me han convencido aún de la supuesta honestidad dramática de "Los otros" mientras que -la rival- "El sexto sentido" era precisamente eso, un ejemplo de manual de cómo construir de una sorpresa de forma honesta.
Mi disgusto con Amenábar fue tal que debo de ser uno de los pocos españoles que aún no ha visto "Mar adentro". Al disgusto que yo llevaba encima, todo lo tonto que quieran, pero disgusto al fin y al cabo, se le sumó esa irritante tendencia de los directores que consiguen uno o dos éxitos con el cine de género y raudos quieren demostrar que son grandes artistas capaces de lanzar (al menos aparentemente) sesudos planteamientos. Que le dieran 14 desmedidos, excesivos y abusivos Goya ya me tocó la fibra sensible y desde entonces no me hablo con Amenábar (bueno en realidad no creo que lo haya notado).
Ahora, cuando han pasado los años y he visto el trailer de "Ágora" admito mi predisposición a reconciliarme con Amenábar aunque no nos engañemos, la historia nos ha demostrado que este tipo de cosas no siempre salen bien. Me explico. Alejandro Amenábar se ha dejado en esta película según imdb 75 millones de dólares, un auténtico disparata para el cine español. La historia también nos ha enseñado que un director, y si es joven más aún, por bueno que sea, más tarde o más temprano, tiene que fracasar. Es una ley natural y hasta necesaria, el fracaso proporciona humildad y un necesario saneamiento que generalmente le viene muy bien a un director. Amenábar lleva más de una década en la cumbre y por números, le toca estrellarse. Si así fuera, y sinceramente, no se lo deseo y menos aún con esta película, las consecuencias pueden ser imprevisibles.
Y no ya por el prestigio de Amenábar que como digo, no pasa nada si fracasa, otra cosa es que lo haga con un film de casi 100 millones de dólares, un presupuesto que aquí en España sólo oímos llegar de Hollywood. El problema viene de que Amenábar, aunque haya llevado todo el cuidado del mundo con "Agora", el director no ha hecho más que triunfar y eso tal vez, le ha podido provocar un exceso de confianza o mejor, un exceso de seguridad. Tengo entendido que por Telecinco, que ha financiado un buen pellizco de la película están nerviosísimos devorando paquetes de cigarrillos de forma compulsiva a la espera de ver qué pasa con "Ágora".
Yo de entrada, si hemos aprendido algo de Hollywood, es que además de que mejor será filmar una película en inglés para no cerrarle el mercado anglosajón ("Ágora" ha sido filmada en inglés) y que si pones a una estrella del reparto también mejor que mejor (Rachel Weistz, la protagonista de "La momia" es la estrella de "Ágora"), otra cuestión que no debemos olvidar jamás es la publicidad.
Acabo de leerme un libro del que hablaré un día de estos que pone en evidencia como una buena campaña de publicidad puede lanzar una película o hundirla en el más absoluto de los fracasos. Sólo espero que los encargados de lanzar "Ágora" hayan hecho los deberes al otro lado del charco (de entrada ese poster promocional es un poco feo, la verdad), la historia ha demostrado que el marketing de un largometraje puede ser el único salvavidas de un film tan arriesgado como este. En todo caso, ánimo Amenábar.

12 comentarios:

Wunderk dijo...

Es verdad que el póster es un poco feo... sin embargo el trailler está fenomenal. Hay que darle un voto de confianza.

Tomás Serrano dijo...

Aquí tienes a otro que no vio "Mar adentro". Bueno, la vi empezar y me pareció tan mala que no aguanté ni 20 minutos.
A mí me parecen flojas las otras. "Los otros" es un engaño manifiesto, pero "las otras" también. "Tesis" la hizo con pocos medios... ¿y qué? Con menos hice yo "Pesadilla en la plaza del Generalísimo"... ¿y qué?

Major Reisman dijo...

Buenas

Pues coincido bastante contigo, me parece un director muy sobrevalorado. Aunque yo sí vi "Mar adentro" y me arrepentí. Tramposa como pocas.

La historia base de "Agora" es muy interesante, pero tras ver el trailer me temo que va a ser la típica película "políticamente correcta" con temas de "candente" actualidad. Sinceramente, espero equivocarme. Intentaré hacer como Wunderk y darle un voto de confianza

Un saludo

Ramón Monedero dijo...

Si, el trailer está bien y si, el voto de confianza lo tiene.
En cuanto a "Mar adentro" Tomás, bienvenido al club. Y desde luego con lo que me dices no me animas a ponerme a verla.
"Los otros", pues eso... y bueno..., "Tesis" y "Abre los ojos", simpáticas, pero nada más...

Ramón Monedero dijo...

Caray Major, casi coincidimos en el blog. Pues tu tampoco me estás animando a ver "mar adentro", al final va a ser que hice bien en no verla y todavía mejor en seguir sin verla.
Y si, lo de Ágora me suena como a ti, pero bueno como dice Wunderk, un voto de confianza a ver que hace...

El chache dijo...

Pues parece que con Amenabar te pasa lo contrario que a mi, Tesis me parece que esta a la altura de las peliculas de antena 3 los sabados por la tarde, Abre los ojos me parece infumable, Los otros si me gusta, y Mar adentro me parece un coñazo de lagrima facil, asi que con este nivel, siempre desde mi punto de vista, no pienso ver Agora.
Un saludete

Ramón Monedero dijo...

Pero al revés, al revés, qué cosas!
Bueno..., para gustos los colores, no?
Un saludillo.

Antonio Rentero dijo...

1.- el póster es para pegarle fuego (por seguir con la temática de la biblioteca de Alejandria)

2.- yo tampoco vi "Pa lo hondo" ;-) ni me interesa, la historia de Ramón Sanpedro me conmovió en su momento pero me sobran el Bardem y la "Serrano".

3.- ya me pasaras ese libro que comentas sobre la promoción de las películas, me interesa muchísimo!!!!

4.- el robocop :-)

"Agora" creo que puede ser algo mas que interesante y quizá un giro interesante en la carrera de "Orsoncito", desde luego iré a verla, pero tb soy consciente de que probablemente me lo pase mucho mejor viendo "Monstruos contra alienígenas"... soy así de cafre :-)

Antonio Rentero dijo...

En 115 palabras salen 4 "interesa/interesante"... que comentario mas interesado me ha salido...

Ramón Monedero dijo...

Y yo preocupado por que los fans de Amenábar me pegaran "fuego virtual" a la entrada en cuestión.
Pues nada, que veo que aquí "Mar adentro" la hemos visto cuatro gatos, y quienes la hemos visto nos no dijo gran cosa.
A ver que pasa con Ágora...

Ramón Monedero dijo...

Por cierto Antonio, en lo referente a ese libro que menciono, es la entrada de hoy. No es que el libro trate de eso en concreto, pero esa es una de las enseñanzas que sin duda se extraen de ese magnífico libro.

Antonio Rentero dijo...

OK, luego lo miro... y ya te lo pedirá ;-)