jueves, 12 de marzo de 2009

Lo último de Sam Raimi


Ya hay circulando por Internet un primer (y generosamente extenso) trailer de "Drag Me to Hell" de Sam Raimi. Y el asunto, ciertamente, promete. Entre otras razones porque da la sensación de que se trata de un regreso, en serio, al cine de terror, un género que Raimi lleva sin tocar con todas las consecuencias desde la época de "Evil Dead", allá por la turbulenta década de los 80. Raimi, que siempre ha sido un director irregular pero interesante por definición, se había autoexiliado en la saga "Spider-Man" a la que por pura y mera evolución lógica, ya es dificil sacarle mucho más. El problema es que Raimi siempre ha tenido un problema con un concepto en realidad muy sencillo, el equilibrio y resulta ser un hombre muy poco escrupuloso a la hora de afrontar según qué proyectos. Sólo a Sam Raimi se le ocurriría ponerse detrás de una cámara para rodar películas tan improbables como "Ola de crímenes, ola de risas", "Rápida y mortal" o "Entre el amor y el juego". Pero el caso es que es precisamente aquí, donde reside la magia de Sam Raimi creo yo. Porque de hecho, la propia "Evil Dead" y sus secuelas, en realidad son una de esas películas que hace falta tener muy poco escrúpulos para decidir rodarla, y fíjense ustedes lo que salió de allí.
Lo bueno, de entrada, de "Drag Me to Hell", es que la película es un guión de propio Raimi en colaboración con su hermano Ivan. Esto sin duda, puede dotar al conjunto de una agradecida frescura, la misma, que se dejó sentir en películas tan variadas entre si como "Darkman", "El ejército de las tinieblas" y "Spider-Man 3", con diferencia, la más hilarante de la serie.
Como se puede apreciar en el trailer, también da la impresión de que "Drag to Hell" no va a ser un film, precisamente, pletórico de humor, al contrario. Esto le resta cierto interés raminiano, porque lo verdaderamente diferenciador del director norteamericano es precisamente su descacharrante humor en las situaciones más grotescas. Pero parece que Sam Raimi ha madurado.
Para mi Raimi demostró que era todo un cineasta de primera categoría en la impresionante "Un plan sencillo", película, a priori, poco raminiana pero con un peso específico y una densidad que tirarían de espaladas al primer Ridley Scott que se cruzara por la calle. Por esta razón, porque Raimia, creo yo, ha madurado, por lo menos un poco, esa sensación da, "Drag Me to Hell" muy bien podría ser una especia de "Premonición" pero a lo bestia. De hecho, según el trailer, hay cierto paralelismo visual en algunas de sus escenas, en la luz que emana determinados momentos.
En cualquier caso, también lo podemos apreciar en el trailer, también parece que Raimi no le ha perdido el pulso al terror a juzgar por un par de planos que ponen los pelos de punta y el mero hecho de haber filmado una película, abierta y decididamente fantástica, lejos de los denominados thriller de terror que al final uno no sabe si está viendo un thriller o una película de terror (¡ay!, ¿qué habrá sido de los géneros puros?..., esto tiene otra entrada).
Por esta mismo razón, porque Raimi parece haber madurado, evolucionado hacía una posición algo menos anárquica y más equilibrada (una postura que unos aceptaran y otros maldecirán), sería muy interesante ver como Sam Raimi afrontaría de nuevo la saga "Evil Dead", un proyecto que es eternamente comentado, rumorizado y avanzado y que nunca se llega a materializar en ninguna de sus variantes (entre ellas, que la filme el propio Raimi o no). Bruce Campbell ya ha dicho abiertamente que él está, no encantado, deseoso de regresar al mundo de Evil Dead, de hecho, no hace mucho, Campbell tuvo unas palabras poco cuidadas para con su amigo Raimi, en relación a "Drag Me to Hell", diciendo algo así como "a quien le importe a donde le arrastren a uno, la gente quiere ver Evil Dead". Y bueno..., razón, hasta cierto punto, no le falta a Campbell, al menos en ciertos sectores, pero la verdad es que sólo hay que echarle un vistazo a las tibias recaudaciones de "El ejército de las tinieblas".

10 comentarios:

David Kow dijo...

Joder, acabo de ver el trailer y supera con creces mis expectativas.Sam Raimi es para mí mi director favorito. Sí, ya sé que los hay infinitamente mejores, pero es que lo que más me gusta de él es que es un director muy dotado(dotadísimo) para el cine fantástico. Y además sabe aportar dotes de irrealidad en cintas que no lo son para nada. De hecho, es de los pocos directores de hoy en día que se divierten con las formas, es decir "lo que cuenta" no le vale, sino más bien el "cómo lo cuenta". Vamos, la esencia del cine.
Esto último entronca con uno de los defectos que se le suele achacar (y que tú bien has señalado)que lo emparentaría con precisamente directores nombrados aquí en tu blog como John Landis,Joe Dante...y es su irregularidad a la hora de elegir proyectos, que va asociado a su falta de pretensiones como autor. algo que sin duda es muy de agradecer. Lo ha comentado muchas veces, él sólo quiere entretener al público divirtiéndose él con la cámara.Algo que aborrecerán sin duda los adoradores de la política de autores.
En fín, volviendo al trailer, lo mejor de este es que pone escenas bastante largas lo que es un buen signo de que la película debe ser buena, ya que cuando es mala se suele recurrir a trailers confusos llenos de ruido y montaje de milésimas de segundo. A esperar con ansia.

p.d.:Un plan Sencillo es sencillamente la obra cumbre se Raimi sin ningún tipo de duda y Spiderman 3 no es tan mala como se dijo en su día.

El chache dijo...

Tiene toda la pinta de que va a ser una gran pelicula.
Un saludete

Ramón Monedero dijo...

A mi también me gusta mucho Raimi, yo incluso defiendo cosas como "El ejército de las tinieblas" o "Rápida y mortal" aunque no me queda más remedio que hacerlo con reservas. Yo, con "Un plan sencillo" me quito el sombrero y lo que haga falta. A mi me gusta la saga Spiderman, aunque la que más me gustó fue la 2. Tengo que volver a ver la 3 que, tengo que admitirlo, me dejo un poco patidifuso...
Saludiilos a los dos.

Antonio Rentero dijo...

Probablemente "Un plan sencillo" se la cumbre (hasta ahora) del cine de Raimi, pero "Premonición", siendo una peli de género no e anda a la zaga formalmente, por atmósfera, por trabajo con los actores, con la cámara.

"Drag me to hell" puede ser una apuesta magnifica por la reputación de Raimi de gran cineasta. En "Rápida y mortal", que la historia evidentemente tampoco es "Un tranvía llamado deseo" demostró que entiende a la perfección los códigos narrativos o el dinamismo de la acción, sus "Spiderman" no dejan de ser "mainstream for the masses" pero con talento.

Necesitábamos (necesitaba el propio director, creo yo) volver a demostrar que tiene talento y oficio más allá de justificar la millonaria inversión del estudio.

Ahora, el siguiente, Peter Jackson... majete, te ganaste el lugar en la Historia con "ESDLA", te diste el capricho de hacer tu "King Kong"... ahora no te "jamescameronices" ;-) y dale al fan lo que este ansía!!!

Ramón Monedero dijo...

"jamescameronices". Triste, porque eso impica ganar 11 oscar sin merecerlos y que te aupen a la cumbre de los autores, también sin merecerlo, pero muy bueno...

Antonio Rentero dijo...

Lo añadiremos al Nuevo Diccionario Cinematográfico, junto con etiquetas como "celulóide positivado", película "de las que dan cosica" o "de bombicas y colorines" o "de desconexión cerebral".

Ramón Monedero dijo...

Muy bueno, si señor...

Antonio Rentero dijo...

Lo de "celulóide positivado" te lo oí a tí por primera vez ;-)

Eres un eficaz creador de términos fundamentales, como el nunca suficientemente bien oderado "amigabarrapájara" ;-)

Una amiga mía tiene otra etiqueta para esas pelis profundas y conmovedoras... "películas de los por dentros" ... toma ya.

Luego en las de miedo está la categoría "las de pasar un buen mal rato" ;-)

Y así...

Ramón Monedero dijo...

Bueno, lo de "celuloide positivado" en realidad no es mia, yo se lo oí decir a Pedro hace ya muchos años. Y lo de barrapájara, bueno..., estaba inspirado yo esa tarde, además es que me acuerdo de con quien iba y porque se me ocurrió aquello, qué cosas...

Antonio Rentero dijo...

Si es que lo mejor suele ser que la inspiración te pille trabajando... y luego ya que te pille tb la aspiración ;-)